Desde las primeras horas de la tarde, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se instaló afuera del Congreso de la Nación a la espera de la firma del dictamen para tratar el jueves el proyecto de legalización del aborto.

“¡Tenemos dictamen!”, dice a Tiempo Argentino desde el otro lado del teléfono, Jenny Duran, una pieza clave en el trabajo en el Congreso. El dictamen de mayoría alcanzó 77 firmas, mientras que el dictamen de minoría reunió 30, mientras que cuatro legisladores se abstuvieron.

El texto que se firmó incluye algunas modificaciones de las cuales se habló bastante durante la semana pasada. Una de ellas fue la del artículo 11, que establece que aquellos centros de salud privados o de seguridad social que no cuenten para realizar la interrupción del embarazo a causa de la objeción de conciencia, deberán prever y disponer la derivación a un lugar, de similares características, donde se realice efectivamente la prestación.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Los puntos centrales del proyecto de aborto legal que se debatirá este jueves

“Este dictamen mayoritario fue el acuerdo que las y los diputados lograron consensuar”, analiza Durán. “En el proyecto de la Campaña no figura la objeción de conciencia porque es una herramienta para obstaculizar y no para defender. Pero entendemos que es esto lo que las mayorías parlamentarias han logrado construir. Queremos también que el proyecto tenga todo aquello para que las derivaciones existan y se hagan con la calidad de atención que nos merecemos todas y todes. Y tiene en cuenta todos los dispositivos para que no existan dilaciones ni obstaculizaciones”, agrega.

La inminencia de la aprobación está acompañada con el fervor de las calles pero también con una serie de exposiciones en plenarias informativas que se sucedieron la semana pasada en Diputados. Para Duran, los debates sobre el aborto legal, tiene este año una mayor amplitud pero sobre todo un mayor crecimiento.

“Esta fue una lucha que se vivió en las calles, que tiene 15 años y que desde 2018 logró construir un marco de referencia sobre los derechos sexuales y reproductivos. Es una de las leyes con mayor referencia que se ha logrado construir en la sociedad argentina”, expresó la militante.

Para la jornada de mañana y el viernes, hay grandes expectativas no sólo para el momento de la aprobación sino también para el debate. “Esperamos que aquellos que aún están dudosos y dudosas, y que están en plan de abstención o en votar en contra, logren racionalizar todo aquello por lo que fueron votadas y votados, y piensen que la sociedad está en plan de avance en materia de derechos humanos, y se despojen de esa moral conservadora que se referencia más en designios morales y religiosos.”

Y agregó, “también espero que se tengan en cuenta que estamos en un estado laico y nos merecemos las leyes por las cuales miles estamos en las calles, recibiendo además el apoyo internacional”.

“Hubo una interrelación entre el debate que se tuvo en diputados con la escucha de quienes van a votar en el Senado. En ese sentido, el camino está más allanado que en el 2018, por eso esperamos que sea respetado el dictamen y que ese texto se refrende en la cámara alta. Todo lo que se estuvo debatiendo debería haber tenido una escucha atenta en relación al marco de los derechos humanos, porque hay una nueva generación, más humanitaria”.

La sesión inolvidable

El escenario para las actividades de este jueves ya está instalado y están dispuestas pantallas para seguir la sesión. “La Campaña tuvo una fuerte presencia en las actividades que se realizaron para bancar este dictamen de mayoría. También en las provincias desde mañana vamos a estar siguiendo el debate del Parlamento”.

“Les pedimos a todas las que vienen a la jornada y a la vigilia que seamos cuidadosas, que tengamos en cuenta el distanciamiento social, y para quienes nos siguen por las redes sociales que activen y miren el debate, que intervengamos también en esas actividades, contando historias. Siempre es bueno leerlas porque en muchas salen las obstaculizaciones de las que nosotras hablamos, y logramos así visibilizar que esta demanda es urgente, es prioritario y la sociedad entiende que tenemos que remover estos estigmas sociales”.