A partir del miércoles 28, la Cámara de Kiosqueros Unidos realizará un paro y no cargarán la tarjeta SUBE por 72 horas y el sistema de carga virtual para celulares en reclamo de un plus por esos servicios.

Los kiosqueros exigen que se derogue o modifique la ley que prohíbe el cobro de un adicional por la recarga de la SUBE “ya que los kioscos son puntos de venta fijos necesarios para que funcione el sistema de transporte público y estos asumen un riesgo elevado al desarrollar esta tarea”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según se detalla en un comunicado de la Cámara, “los kiosqueros optan por brindar este servicio SUBE de forma voluntaria para amortizar la crisis del rubro debido a la competencia desleal que enfrentan con los supermercados, estaciones de servicio, Farmacity entre otros, quienes venden golosinas al igual que un kiosco, no debiendo dedicarse a este tipo de mercadería”.

Por esta razón, “los kioscos independientes atendidos por sus dueños tienden a la desaparición”. 

“Detrás de los más de 12000 kioscos hay miles de familias, y su fuente de ingresos peligra por la persecución de denuncias impulsadas por una ley que culpa al último eslabón del sistema cuando nadie investiga quienes son los que se quedan con el dinero fruto del trabajo del kiosquero del sistema SUBE”, señalaron.