El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, instó a prestarle atención al avance de una nueva ola de contagios de coronavirus en Europa y pidió que quienes aún no se hayan vacunado lo hagan, para tratar de evitar un rebrote virulento a nivel local. Consideró “preocupante” que aún haya “cerca de un 35% a 40% de la población no vacunada, de los niños” de entre 3 y 11 años.

“La idea sería que no nos pase” algo como lo que está ocurriendo en Europa, planteó el Ministro, en relación con la fuerte suba de contagios que atraviesan países como Alemania, Países Bajos o el Reino Unido. Para Kreplak, lo ideal sería que el rebrote “nos agarre en mejores condiciones, incluso que a Portugal y España, que tienen porcentajes de vacunación más altos que los argentinos y están en mejores condiciones que otros países y sin embargo están viviendo una situación de aumento de los casos significativa”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Tenemos tiempo. Podría haber en el verano algún rebrote. Esperamos que no sea de una magnitud importante como sí esperamos que pueda haber en el invierno próximo. Nos tiene que agarrar con un porcentaje de vacunación muchísimo más alto, con primeras, con segundas y con todas las terceras dosis que sea necesario”, remarcó en diálogo con radio Urbana Play.

Kreplak dijo que para el próximo otoño e invierno se va a “invitar a toda la población a que se den las terceras dosis. Pero para eso siempre la más importante es la primera inmunización”. Si bien reiteró que el grupo de personas de entre 18 y 39 años “es el grupo que menos se vacuna”, expresó su preocupación porque los padres inscriban a los niños de 3 a 11 años, que desde octubre pueden acceder a inocularse con Sinopharm.

“Se ve en todo el mundo lo mismo, cuando baja la intensidad de la pandemia, el grupo que se percibe de menos riesgo es el grupo que menos se vacuna”, alertó. Especificó que en territorio bonaerense “tenemos cerca de un 35% a 40% de la población no vacunado de los niños, que es realmente preocupante”.

Para tratar de reducir ese porcentaje, el gobierno provincial lanzó una “campaña de concientización de acá hasta fin de año, para que también los docentes tengan un módulo pedagógico sobre la importancia de las vacunas y que lo hablen en las clases y que puedan invitar a los padres también para capacitarse al respecto, porque quizá algunos de los que no se inscriben no es por temor, sino por falta de información”.