Desde las primeras horas de este miércoles, en la Argentina ya hay 5 millones de personas que recibieron la primera dosis de alguna de las tres vacunas contra el Covid-19 que se aplican en el país. Ya en la tarde, el Monitor Público de Vacunación completó exactamente 5.107.186 aplicaciones de la primera dosis, superadas al comienzo de la jornada.

La cifra equivale a poco menos de un tercio de la población de los grupos prioritarios definidos al inicio del operativo de inmunización, que incluye personal de salud, adultos mayores de 60 años, adultos de entre 18 y 59 años con factores de riesgo y personal estratégico (fuerzas de seguridad, funcionarios, docentes y no docentes), calculada en 15,5 millones.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, 767.278 personas ya recibieron las dos dosis, de acuerdo al Monitor Público de Vacunación, sumando un total de 5.874.864 vacunas aplicadas.

El dato más alentador es que, según un informe del Ministerio de Salud de la Nación a partir de un estudio propio sobre las personas con vacunas ya aplicadas, menos del 0,5% de quienes recibieron la primera dosis se contagiaron la enfermedad.

El índice permite refrendar la alta eficacia de las tres vacunas que se aplican en el país: Sputnik V, Covishield (producida por AstraZeneca en la India) y Sinopharm.

Respecto de esta última vacuna, la información da por tierra con la operación de prensa destinada a confundir a la población sobre la vacuna china. Medios concentrados mezclaron deliberadamente datos de la vacuna Sinovac, también fabricada en China pero que no se aplica en la Argentina sino en Chile y Uruguay, y de Sinopharm, cuya eficacia es mucho mayor pero, como ocurrió al principio con Sputnik V, esos resultados aún no fueron publicados en revistas especializadas.

El informe del Ministerio recopila datos hasta la última semana, cuando unas 4,4 millones de personas que ya habían recibido la primera dosis pasaron el umbral de 14 días desde la aplicación, período en el que el organismo desarrolla los anticuerpos que inmunizan contra el virus.

De acuerdo a ese estudio, de las 2.632.249 personas a las que se aplicó la primera dosis de Sputnik V, transcurridos 14 días desde la inoculación, sólo se infectó el 0,27%.

Respecto de la vacuna de Sinopharm, sobre cuya eficacia se sembraron falsas dudas esta semana, se aplicó la primera dosis a 1.231.204 personas. La tasa de infectados con el virus, después de esa ventana de 14 días, fue de apenas el 0,49%, uno cada 200.

De la vacuna Covishield, la que menos cantidad recibió la Argentina de las tres que aplica, se aplicaron 578.433 de dosis. Pasados 14 días, los contagiados fueron sólo el 0,46%.

Los datos van en línea con los resultados de los estudios de Fase III aportados por los laboratorios a los organismos regulatorios. El Instituto Gamaleya de Rusia había informado que la vacuna Sputnik V ofrece una protección de 91% para evitar la enfermedad en forma leve o moderada, y de casi el 100% para evitar enfermedad grave, hospitalización y muerte. Los ensayos con voluntarios de Sinopharm fijaron esos índices en 78,9% y 100%, respectivamente; y los de Oxford-AstraZeneca, entre el 70 y el 80% para casos moderados y leves y también cerca del 100% en las manifestaciones más graves o mortales de la enfermedad.

En total, de esas 4,4 millones de personas inoculadas con la primera dosis, sólo se contagiaron la enfermedad, transcurridos 14 días, unas 15.800, es decir, el 0,35%.