Los agresores que el lunes por la madrugada entraron al diario atacaron, entre otros sectores, el área de sistemas. Rompieron servidores y se llevaron un disco rígido. La redacción se quedó sin conexión a internet y sin red interna. En medio del caos apareció un lector del diario, Sergio Haurat, que tiene una empresa de sistemas y se puso a disposición de los trabajadores. Junto con Andrés Carpintero, delegado de la Revista Veintitrés, lograron levantar la conexión a internet. De esta manera, pudimos volver a trabajar y elaborar esta edición especial.

Sergio, histórico lector de Tiempo, es también el papá de Agustín, el nene de 6 años que se hizo famoso el 25 de mayo de 2013, al viralizarse el video en el que gritaba enojado que quería “ver a Cristina en la vida real”, tras haber concurrido a los actos de festejo que se realizaron en la Plaza de Mayo y no pudiera llegar a ver en persona a la ex presidenta. Luego Agustín se dio el gusto de conocer a Cristina Fernández, quien lo recibió en la Casa Rosada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Me enteré de lo que les había pasado, me subí al auto y me vine a darles una mano. Me sentí tocado porque cuando se conoció el video de mi hijo, Tiempo fue uno de los medios que lo trató con cuidado”, relató a el analista de sistemas que desactivó el problema técnico más grave que tuvimos durante la mañana para poner en marcha esta edición.