El investigador Denis Logunov, subdirector del Centro de Investigación Gamaleya y desarrollador de la Sputnik V, aseguró que su eficacia contra la variante Delta de coronavirus “es superior al 90%”, ya que la vacuna rusa “muestra una disminución menor en la eficacia contra esta variante que cualquier otra”.

“Dr. Denis Logunov, desarrollador de Sputnik V: La eficacia de Sputnik V contra la variante Delta es superior al 90%, ya que Sputnik V muestra una disminución menor en la eficacia contra Delta que cualquier otra vacuna que haya publicado resultados de eficacia en la variante Delta”, publicó la cuenta de Twitter de Sputnik.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante una conferencia de prensa brindada este martes, Logunov explicó que los desarrolladores se guían por los datos de los sistemas de la Umias (Uniform Medical Information and Analytical System) y Egisz (Project Unified State Health Information System), que recopilan información de manera integral del sistema sanitario.

“Según esta información incluso con respecto a la cepa india (variante Delta que se originó en ese país), la efectividad de la vacuna Sputnik sigue siendo de alrededor del 90%”, indicó Logunov en la conferencia, de acuerdo a la agencia de noticias rusa Rossiya Segodnya.

Fuentes del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) explicaron a Télam que “la actividad de anticuerpos neutralizantes contra la proteína de pico de coronavirus y la eficacia de la vacuna son indicadores diferentes”.

“Una disminución de la eficacia sérica no es igual a una disminución de la eficacia general de la vacuna”, señaló Logunov.

Desde el RDIF describieron que en el caso de Sputnik V, “una disminución de 2,6 veces en la actividad de los anticuerpos neutralizantes conduce a una caída insignificante en la eficacia, ya que se mantiene en el nivel del 90%, que es más alto que para muchas vacunas de coronavirus existentes. Este nivel asegura la protección contra la cepa Delta”.

E indicaron que esto “funciona de manera similar para otras vacunas, por ejemplo, después de una caída de 5,8 veces en la actividad del anticuerpo neutralizante, la eficacia de la vacuna Pfizer se mantuvo en aproximadamente en el 90%”.