Una sola dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer tiene menor eficacia frente a las variantes descubiertas en Inglaterra, India y Sudáfrica respecto a la cepa original, según un estudio realizado en laboratorio y divulgado este viernes por la presticiosa revista médica The Lancet. No obstante, los investigadores advirtieron que estos resultados no son concluyentes y que serán necesarios otros estudios entre la población real.

En el laboratorio, los científicos evaluaron la producción de anticuerpos protectores, llamados neutralizantes, de personas vacunadas con Pfizer/BioNTech, colocando sus muestras sanguíneas en contacto con varias versiones del virus descubiertas en Wuhan (China) y la que dominó Europa a mediados de 2020, la variante Alpha (detectada en Inglaterra), Beta (en Sudáfrica) y Delta (en India). “Tras una sola dosis de Pfizer/BioNTech, el 79% de las personas presentaban una respuesta detectable de anticuerpos frente a la cepa original, pero esta era de 50% frente a la variante Alpha, 32% frente a la Delta y 25% frente a la Beta”, según el Instituto Francis Crick de Londres, autor del estudio junto al Instituto Nacional de Investigación sobre Salud británico (NIHR), consignó la agencia de noticias AFP.

Emma Wall, investigadora del estudio consideró que “es esencial garantizar una protección suficiente para evitar al máximo las hospitalizaciones”, al señalar que los “resultados sugieren que la mejor manera de lograrlo es administrando rápidamente la segunda dosis”, según un comunicado. De esta manera, el estudio aprueba la reciente decisión del Reino Unido de reducir el intervalo entre ambas dosis de la vacuna de Pfizer, de un máximo de tres meses a ocho semanas para los mayores de 50 años y los más vulnerables.

Pese a ello, los autores reconocen que “los niveles de anticuerpos no son la única manera de determinar la eficacia de las vacunas y que es necesario llevar a cabo otros estudios entre la población real”. Asimismo, el estudio reveló que después de las dos dosis de la vacuna de Pfizer, el nivel de anticuerpos protectores era menor en presencia de la Delta que de las otras dos variantes, corroborando investigaciones anteriores, como una realizada por el Instituto Pasteur de Francia.