La anestesista que atendió el martes a la legisladora porteña y periodista Débora Pérez Volpin durante la endoscopía en la que murió, se presentó ante el juzgado que investiga el hecho como «homicidio culposo», informaron fuentes judiciales.

La profesional Nélida Puentes se presentó en el juzgado criminal y correccional 57, a cargo del juez Gabriel Ghirlando y se puso a disposición de la investigación tras reconocer que fue ella la que le aplicó la anestesia a la periodista.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La denuncia por la muerte de Perez Volpin fue presentada  por su pareja, el periodista deportivo Enrique Sacco, y la causa fue caratulada como «homicidio culposo».

El cuerpo de la legisladora y periodista será trasladado el miércoles por la tarde a la morgue de la calle Viamonte para realizar la autopsia y conocer la causal de muerte, que se produjo por un paro cardiorrespiratorio mientras se le realizaba una endoscopía, según informó el sanatorio de La Trinidad en su último parte médico.

Sacco presentó la denuncia en la Comisaría 23 de esta ciudad, y la investigación quedó a cargo del juez Ghirlanda, bajo la instrucción de la fiscal Nanci Olivieri,