“La atención de la salud de la población está en severo riesgo”, alertaron los médicos del hospital Posadas. Las guardias se recortaron a más de la mitad de su capacidad, por falta de pago, y el representante del gobierno en el área de Recursos Humanos los amenazó diciéndoles: «Tengo un avión con 100 médicos venezolanos esperando».

Desde el jueves 16 de mayo, la guardia externa de adultos del hospital Posadas –el más grande de toda la zona metropolitana, ubicado en el oeste del conurbano– está funcionando a un 40% de su capacidad, según denunció la propia comunidad de profesionales. La situación se agrava durante el fin de semana, “donde actualmente se cuenta con 3 de los 9 médicos estipulados por turno”, denunciaron este martes en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La dirección del hospital decidió arbitrariamente no abonar el total de las guardias realizadas por quienes trabajamos ahí como monotributistas. Hay colegas a los que se les debe mucho dinero ya que no es la primera vez que se dejan honorarios sin pagar. Frente a esto, la dirección ha dicho que “no se va a abonar dicha deuda a quienes han decidido reclamar no asistiendo a su puesto”. ¿Espera que vayamos a trabajar gratis? ¿De qué vivimos si no cobramos?”, apuntaron los médicos, y denunciaron que “en Pediatría la situación es similar. Ninguno de los médicos postulantes quiere trabajar con estas nuevas reglas y con esta inestabilidad y riesgo de cese en los pagos. Se deteriora así la atención de la población infantil que asiste al Hospital, sobretodo en el inicio de la temporada de bronquiolitis donde aumenta la demanda de atención”.

Para contrarrestar las bajas, el director de Recursos Humanos, Ignacio Leonardi, está ofreciendo alrededor de 20 contratos para cubrir algunos de los puestos de la guardia de adultos, que los sacaría de otras áreas a las que ya han sido asignados, lo que generaría mayor caos en el funcionamiento del hospital.

El mismo Leonardi protagonizó una discusión con el grupo de monotibutistas a los que se les adeuda sus guardias, y frente a delegados del gremio CICOP y FESPROSA, el jueves pasado, que finalizó con la amenaza: «Tengo un avión con 100 médicos venezolanos esperando» para reemplazar a los médicos y profesionales monotributistas. «Ignacio Leonardi, un abogado de 33 años sin antecedentes sanitarios, puesto por el Ministerio de Modernización de Macri como director general y de Recursos Humanos, nos dijo: ‘Los monotributistas que hicieron paro durante el fin de semana no cobrarán lo que se les debe y no pueden volver a trabajar en la guardia’ y ‘ustedes pueden no venir a la guardia, tengo un avión con 100 médicos venezolanos esperando», denunciaron.

El cese de tareas de los monotributistas se inició el jueves pasado, en respuesta al “enésimo manoseo por parte de la dirección, que avisó que no nos iba a pagar a muchos de nosotros las guardias realizadas en el período. No es que avisó que iba a pagar más tarde: no, avisó que directamente no iba a pagar lo que trabajamos porque se le cantó», enfatizaron. Y acotaron: “»Frente a esto, decidimos plantarnos y no concurrir hasta que se regularice la situación. Situación que incluye el no pago de hasta 90 mil pesos a algunos compañeros desde hace meses, por ejemplo, o la inexistencia de aumentos desde septiembre de 2017, casi dos años sin incremento salarial”.

Este martes a la mañana, la comunidad médica realizó una importante movilización frente al centro de salud. Cada uno llevó una máscara, por un lado para criticar el modelo imperante de Cambiemos dentro del Posadas, y también a modo simbólica de “protección” frente a la actitud persecutorias de las autoridades, que hace ya un par de años militarizaron el hospital, cuando despidieron a más de 500 profesionales. Las cesantías en el Posadas ya alcanzan las 1300 en tres años y medio de macrismo, y la presencia de gendarmes y policías continúa hasta hoy.