La justicia de Garantías de Lomas de Zamora ordenó al gobierno de la provincia de Buenos Aires reacondicionar el Hospital José Estevez, ubicado en esa localidad del Conurbano, al comprobar malos tratos, abandono de pacientes y deficiencias edilicias que agravan las internaciones en ese neuropsiquiátrico.

La justicia se expidió al resolver un hábeas corpus colectivo que presentó en 2014 la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), a favor de las personas internadas en esa institución, a raíz de graves violaciones a los Derechos Humanos y las deplorables condiciones de internación en el centro médico.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En base a las pericias realizadas, el Juzgado Nº 6 de Lomas de Zamora le ordenó al Ministerio de Salud refaccionar las instalaciones del neuropsiquiátrico, de acuerdo a parámetros de seguridad e higiene que respeten la integridad y dignidad de las personas allí alojadas y los estándares de atención médica exigidos por la Ley de Salud Mental.

El ministerio deberá interceder con mayor celeridad, en un plazo no mayor a seis meses, para realizar las obras necesarias para reacondicionar el hospital. Junto a la capacitación de los profesionales que cumplen tareas en el establecimiento, para poder brindar una mejor calidad de atención hacia las distintas problemáticas de los internos y cumplir con los estándares que exige la Ley de Salud Mental.

El falló se basó en las pericias de seguridad e higiene que constataron las condiciones denunciadas por la CPM, a partir de sus inspecciones: paredes, techos y mobiliarios deteriorados; humedad, falta de ventilación, baños tapados, olores nauseabundos; conexiones de electricidad precarias y ausencia de extinguidores de fuego.

Además, el escrito, advierte sobre la falta de personal médico y la atención de sólo un psiquiatra y dos enfermeras para más de 70 pacientes. La CPM denunció la falta de medidas activas para garantizar un tratamiento médico que, respetando los estándares en salud mental, lleve a la recuperación de los pacientes hasta lograr su externación. Por el contrario, estas condiciones configuraban un estado de completo abandono, vulnerabilidad y maltrato.