La jueza Elena Liberatori, titular del juzgado en lo Contencioso y Administrativo de la Ciudad, anuló y declaró inconstitucional la ley que permitía al gobierno porteño incinerar basura.

En el fallo, con fecha del 2 de octubre, la magistrada consideró que la ley fue 5.966 fue sancionada sin haber convocado a una Audiencia Pública y se choca con leyes nacionales que no autoriza la quema de basura.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El fallo se produjo a partir de la presentación de cooperativas de reciclado, el Observatorio del Derecho a la Ciudad y organizaciones ambientales.

Además a anular la ley, la jueza exhortó a la administración de Horacio Rodríguez Larreta y a la Legislatura a tener en cuenta las opiniones de especialistas y producir los informes técnicos de impacto ambiental antes de autorizar medidas que puedan implicar daños ambientales.

“Esta Ley 5966 fue aprobada por la Legislatura sin el debate público y participativo que dicha modificación requería por tratarse de un tema ambiental y que puede significar un cambio abrupto en la calidad del ambiente para les habitantes de la Ciudad de Buenos Aires, que involucran además de cuestiones económicas, también cuestiones técnicas”, manifestó.

Además de la forma, el fallo de Liberatori también cuestionó el método de incineración de basura para generar energía, como plantea el gobierno porteño. Destaca que es una tecnología que “compite con el reciclado y con la denominada Economía Circular” y que es “una tecnología cara, ya sea para generar energía como para tratar a los residuos”.

También señala que  es una tecnología costosa, altamente dependiente de los subsidios estatales y que es altamente contaminante, ya que genera residuos peligrosos, que demandan un sistema de gestión y disposición especial.

Cambio climático. La jueza enmarcó esta decisión en las movilizaciones que en todo el mundo reclaman por medidas contra el cambio climático lideradas por Greta Thunberg y puso el foco en las políticas públicas del gobierno nacional, como la importación de basura.

 “Nuestro país fue denunciado por no proteger a nuestres nines, las generaciones futuras del cambio climático, mientras tanto la Ciudad de Buenos Aires, en lugar de concentrar todos los esfuerzos técnicos y económicos en realizar una estrategia de gestión de residuos domiciliarios que respeten los principios mínimos establecidos por las leyes federales, como el reciclado y la reutilización aprobó un proyecto de modificación de la Ley de Basura Cero incorporando una técnica de combustión de residuos prohibida en nuestro país desde hace años, que contradice todos los presupuestos mínimos de protección ambiental establecidos en leyes federales y que como se evidenció sus efectos pueden ser altamente degradantes del ambiente y de la salud de les habitantes de la Ciudad y sus alrededores”, concluyó.

El fallo completo: