La versión que llegó desde Córdoba, a través de una fuente judicial, fue que el cadáver encontrado en un cangrejal en Villarino Viejo, el 15 de agosto, fue identificado y pertenece a Facundo Astudillo Castro quien había desaparecido el 30 de abril. Pero luego la madre del joven, desestimó el carácter oficial de esa noticia y aseguró que “la juez me dijo que son mentiras, no está confirmado todavía”. Además adelantó que fuentes del propio Equipo Argentino de Antropología Forense le habían asegurado que recién el miércoles se comunicarán con ella para darle un parte de la investigación del estudian los restos esqueletizados encontrados. Aun cuando el informe completo se sabrá recién dentro de un mes aproximadamente. 

Por su parte, los abogados de la familia emitieron un audio en donde insistieron que ellos no tienen la confirmación oficial que debe salir del EAAF. El juzgado también emitió un comunicado en el que afirmó que «aún no cuenta con resultados oficiales de la pericia genética» y que «el informe final» será remitido el próximo miércoles.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien el informe final, en el que se encuentran abocados al menos 15 expertos de distintas disciplinas forenses, demorará un tiempo, se sabía que la identificación del cadáver iba a estar mucho antes: para ello, se había remitido el ADN del cuerpo a un laboratorio de Córdoba para que fuera cotejado con muestras extraídas al padre del joven.

Sin embargo, todavía es una incógnita cómo llegó el cadáver a ese lugar y en qué circunstancias. Tampoco se sabe demasiado sobre la data y la mecánica de muerte. Al respecto, la jueza insistió el jueves pasado en este tipo de conclusiones se conocerá “en un plazo no menor a 40 días, más allá de que la identificación de los restos podría saberse entre 10 a 15 días”.