La Organización Mundial para la Salud (OMS) recomendó el uso de emergencia de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca contra el coronavirus para personas mayores de 65 años. Así lo difundió el organismo luego de que varios países de Europa decidieran no aplicarla por falta de información sobre su efectividad y seguridad en ese grupo etario.

Tanto Alemania como Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Noruega Suecia, Suiza, Polonia y Portugal habían anunciado que no aplicarían esa vacuna a mayores de 65 ante la insuficiencia de datos sobre la efectividad del ensayo. Pero este miércoles la OMS recomendó la vacuna a “todas las personas mayores de 18 años sin límite de edad superior”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Tomando en cuenta todas las pruebas disponibles, la OMS recomienda el uso de la vacuna en personas de 65 años y más”, declaró el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE). Alejandro Cravioto, presidente, presidente del grupo, aseguró que la vacuna también puede utilizarse en lugares donde “estén presentes las variantes” del virus, pese a que estudios recientes apuntaban a que ese inmunizante sería menos efectivo contra la cepa detectada inicialmente en Sudáfrica.

En conferencia de prensa, Cravioto reconoció que en los ensayos clínicos de esta vacuna hubo una pequeña participación de mayores de 65 años, lo que puede haber generado dudas sobre su eficacia, pero los análisis de SAGE concluyeron que “los resultados en esas personas no son diferentes que en grupos más jóvenes”.