El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad y la Dirección General de Cultura y Educación, estableció una suma adicional de dinero por un total de $700 millones por mes para incluir leche con cacao, té, mate cocido, yogur, cereales, galletitas, panificados y mermelada; e instruyó a los consejos escolares y a los municipios que tienen a su cargo la gestión del Servicio Alimentario Escolar, a ampliar esta prestación con una colación que será provista por las escuelas durante la actividad escolar presencial.

De esta manera, la colación se suma al módulo alimentario que se entrega desde el inicio de la pandemia, cuando debido a la suspensión de las clases presenciales fue necesario adoptar una nueva modalidad para este servicio que habitualmente se brindaba en las escuelas. El menú sugerido para el desayuno o la merienda dentro del establecimiento educativo fue elaborado por el equipo de nutricionistas de la Dirección Provincial de Seguridad y Soberanía Alimentaria, según las edades de las y los estudiantes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los módulos alimentarios contienen el equivalente a un almuerzo y una colación por día y se entregan a 2.032.712 estudiantes de nivel inicial, primario y secundario. Para la implementación de esta medida, recientemente se habilitó el Protocolo para la apertura de las cocinas y de los salones comedores en los establecimientos educativos de gestión estatal y de gestión privada, que establece las pautas de cuidado que deberán seguirse para reducir el riesgo de propagación de COVID-19 en estos ámbitos.

La inversión del gobierno provincial para llevar adelante este servicio se incrementó un 327% desde marzo de 2020 a la actualidad, pasando de $1.098 millones a $4.697 millones mensuales.