La Universidad de Buenos Aires resolvió el viernes por la noche que el ciclo lectivo 2020 comenzará el 1 de junio próximo y extenderá el dictado de clases hasta el 12 de marzo de 2021. De esta manera establece una continuidad que con un breve receso para las fiestas de fin de año. Así busca, por un lado, garantizar que sus estudiantes cursen sus carreras en forma presencial y, por otro, proteger a la comunidad educativa ante la pandemia de coronavirus.

De todos modos, el calendario académico que estableció el rectorado funciona como marco sobre el cual el resto de las unidades académicas luego fijarán sus propios períodos de dictado de clases atendiendo a las particularidades de las carreras que dictan y su organización general. Esta mecánica incluye a los colegios preuniversitarios que funcionan bajo la órbita de la UBA.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En marzo, la universidad había recomendado a todas sus facultades postergar las clases hasta el 12 de abril, lapso en el cual deberían adoptar otros formatos de enseñanza a través de sus campus virtuales o cualquier otra modalidad digital. Sin embargo, argumentaron que una parte importante de los integrantes de su comunidad integran grupos de riesgo, además de que docentes, no docentes, estudiantes e investigadores prestan servicios esenciales para la atención de la salud de la población.

Además, ante la prolongación del aislamiento obligatorio, explicaron que “resulta oportuno establecer un nuevo calendario académico” ya que estarían afectadas las tareas de mantenimiento para reabrir los edificios e instalaciones”. Esta decisión la diferencia de otras universidades nacionales, que ya comenzaron el período lectivo con modalidades virtuales.

“Con este nuevo esquema los estudiantes podrán cursar dos cuatrimestres sin verse afectados por la pandemia “, destacó la el rector Alberto Barbieri. “La Universidad debe garantizar acceso en condiciones de igualdad la enseñanza a los estudiantes de todas las carreras, de todos modos las facultades, el CBC y los colegios universitarios podrán brindar apoyo de manera virtual según sus propias necesidades de enseñanza”, añade el documento.