Los estudiantes de la carrera de Artes Audiovisuales de la Universidad Nacional de las Artes (UNA) están movilizados por la crisis del sistema educativo a partir del ajuste que implementa el gobierno de Cambiemos. Desde la conducción del Centro de Estudiantes denuncian que además el Estado adeuda 23 millones de pesos a esta Universidad: “Este recorte implica la interrupción de obras de infraestructura, el pago salarial a docentes y no docentes, reducción de oferta horaria de clases, de becas estudiantiles y la imposibilidad de renovar equipos de trabajo”, detallan los estudiantes.

La vocera del Centro de Estudiantes, Paula Politi explica que el miércoles 11 en una asamblea decidieron por amplia mayoría la toma activa de la facultad, mientras que las de Artes Dramáticas y la del Movimiento ya habían decidido esa medida. Politi explica que la acción posee el apoyo de docentes y no docentes y que se extenderá esta semana con clases públicas y talleres que realizarán los propios alumnos y están abiertos a la comunidad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El domingo 16, como parte de la medida, los estudiantes efectuarán un festival en la sede central e Artes Audiovisuales de Salguero 60 en conmemoración de los 48 años de La Noche de los Lápices, cuando la dictadura secuestró y asesinó estudiantes secundarios que habían participado por un reclamo por el boleto estudiantil en la ciudad de La Plata. En el festival, habrá espectáculos de varieté, lectura de poesía, pintada de un mural, proyección de la película La Noche de los Lápices.

Si bien la toma para visibilizar la problemática puntual de esta universidad continuará durante la semana, el lunes 18 los estudiantes realizarán otra asamblea para evaluar los resultados de la medida y cómo continuarán. Politi resalta que la medida de lucha tras la falta de respuesta por parte del Estado no garantiza el mantenimiento y la continuación de las clases.

El comunicado de los estudiantes de Artes Audiovisuales culmina con un llamado a un plan de lucha común a todos los sectores de la educación: “Desde nuestro lugar como estudiantes sentimos la obligación de defender los derechos conquistados y llamamos a que tanto docentes, como no docentes y demás miembros de la comunidad educativa confluyamos un plan de lucha unificado”.