“Seguridad”. Carina Mazzeo repite la palabra mientras describe el nuevo espacio académico dedicado al cannabis que acompañará la Universidad Nacional de Rosario (UNR). La abogada especializada en derecho a la salud es una de las directoras de la Diplomatura en Producción y Regulación de Cannabis que comenzará en dos semanas. “A través de esta formación queremos dar seguridad a quienes desean trabajar en la industria del cannabis”, explica a El Ciudadano.

Origen, seguridad y cannabis

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Mazzeo trabaja desde hace más de una década en litigios de personas a las que las obras sociales o los Estados no les reconocen sus derechos a la salud. En el último tiempo sus luchas acompañaron a quienes necesitan cannabis. 

En 2020 propuso junto a Bruno Cravero un proyecto dentro del Centro de Estudios Interdisciplinarios de la UNR: una diplomatura que forme recursos humanos para cada eslabón de la cadena de valor del cannabis.

“Vimos los proyectos en marcha, tanto la nueva reglamentación del uso medicinal como el de la ley de desarrollo industrial, y pensamos cómo ayudar”, dice a este medio Mazzeo y completa: “Diseñamos una formación integral con docentes de farmacia, medicina, producción, comercialización nacional e internacional que dé seguridad a quienes quieren desarrollar unidades productivas y profesiones en la industria”.

Mazzeo y Cravero convocaron a docentes de Argentina y Uruguay, el vecino país que desde hace años mantiene una producción estable de cannabis mayoritariamente para uso medicinal. Eligieron y construyeron una propuesta académica desde, cómo explicaron, la perspectiva de salud y seguridad pública, la soberanía económica y los derechos humanos.

Qué aprender para producir cannabis

La diplomatura es arancelada e incluye 5 módulos teórico-prácticos. Dos sobre cannabis y uso medicinal, uno sobre producción y desarrollo industrial, un cuarto sobre aspectos jurídicos de la regulación y finalmente uno sobre políticas públicas. Aprobar requiere también de un examen integrador al final de la cursada. 

La modalidad es a distancia, durará 6 meses y tendrá cursado los días sábados de 10 a 13 horas. Está abierta no solo a profesionales sino a cualquier persona con el secundario completo que puede inscribirse hasta el 25 de junio en la página de la Fundación para los Estudios Internacionales (Funpei).

“Es importante, mientras avanza la reglamentación de la ley de cáñamo (una de las variedades del cannabis) saber todo lo posible de las normativas de producción para el desarrollo de la industria y los empleos que supone. No solo las específicas del cannabis”, explica Mazzeo y agrega: “Es una buena formación para quienes quieren construir asociaciones y cooperativas de cultivo, producción y comercialización”.

Cannabis y universidad

El nuevo espacio formativo llega luego de dos propuestas académicas de la UNR vinculadas a la planta desde 2020. Tal como publicó entonces El Ciudadano, la primera fue la diplomatura sobre endocannabinología, cannabis y cannabinoides dirigida por Raquel Peyraube y la segunda, ya en 2022, fue el posgrado en cannabis dictado por la Asociación de Usuaries y Profesionales para el Abordaje del Cannabis (Aupac).