Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó el comienzo de la pandemia, se han reportado más de 1.500 mutaciones diferentes, según datos oficiales del organismo. De todos los secuenciados, la OMS focalizó sobre ocho variantes, que en principio presentan una forma de transmisión más rápida. Pero en las últimas semanas la OMS sumó un noveno linaje a sus análisis: La variante Mu.

Si bien esta mutación fue secuenciada por primera vez en Colombia, en enero de este año, también se encontró a principios de 2021 en otros países como Ecuador, Reino Unido, Unión Europea, Estados Unidos y Hong Kong. La diferencia es que en Colombia esta variante representa el 39% de los casos, y las autoridades locales afirman que es la responsable, en gran medida, de un tercera ola que representó un número de contagios muy superior a los demás picos que atravesó el país. La OMS señala que la Mu podría ser más resistente a las vacunas. Es por eso que está prestándole principal atención mediante un exhaustivo seguimiento, para conocer si con el tiempo presenta mutaciones nuevas que puedan modificar la forma de contagio; si es más virulenta que el resto; o si tiene alguna implicancia negativa de acuerdo a la eficacia de las vacunas utilizadas hasta el momento para contrarrestar los efectos de la enfermedad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde la OMS afirman que “aunque la prevalencia de la variante Mu entre los casos secuenciados ha disminuido y es actualmente inferior al 0,1%, los contagios en Colombia representan el 39% y en Ecuador el 13%, y ha ido aumentando de forma constante”. Desde el organismo brindaron detalles de cómo califican las especies identificadas según la ubicación de los linajes. Hasta ahora son dos categorías: variantes de interés y variantes preocupantes. Pero a medida que aparecen nuevas cepas, inmediatamente se les realiza la secuenciación para comprender cómo se están desarrollando y qué efectos podrían llegar a ocasionar. La clasificación en ambos tipos, sirve para definir el orden de prioridad que serán incluidas en el proceso de investigación a nivel mundial.

La variante Mu está catalogada por la OMS como una “variante de interés”, que dista mucho de la categoría “de preocupación” que incluyen una menor protección contra la infección producida por el virus; mayor riesgo de hospitalización y/o mortalidad; una reducción significativa de los anticuerpos producidos durante una infección, o vacunación anterior; y menor eficacia a las dosis aplicadas. Entre las variantes de preocupación se encuentran, la Alfa, que es la mutación británica, la Beta, conocida por primera vez en sudafricana; la Gamma gestada en Brasil; y la Delta de la India.

Hasta la fecha, se ha detectado la presencia de la variante Mu en 39 países y se ha descubierto que posee un grupo de mutaciones que pueden hacerla menos susceptible a la protección inmunológica que muchas personas han adquirido.

Características de la Mu

Esta variante podría ser tan resistente contra las vacunas como la Beta, según los datos preliminares. La novedad es que la OMS no solo designó un nombre para esta variante, sino que además la ubicó dentro de su lista de interés, donde están otros linajes como la Lambda, Iota o Kappa, descubiertas inicialmente en Perú, Estados Unidos e India, respectivamente. Los linajes incluidos en esta lista, implican un “riesgo emergente para la salud pública mundial”, advierte la OMS; y que se ha demostrado que tienen una transmisión significativa. Sin embargo, son una categoría de riesgo más baja que las que están en la lista de variantes de preocupación, donde se catalogan las más infecciosas como Delta o Beta.