Luego de una consulta popular vía redes sociales, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió modificar el horario de servicio de subtes. Desde el 1 de julio, funcionará entre las 5:30 y las 23:30, de lunes a viernes; de 6 a 24, los sábados, y mantendrá la franja de domingos y feriados, de 8 a 22:30. Objetivamente, el horario del subte no se extendió, sino que se movió. Hasta el 30 de junio, regirá de lunes a sábados la habitual franja de 5 a 23.

Larreta tomó la decisión luego de contemplar 427.439 votos positivos, que representan al 84% de los que opinaron. El resto, 83.577 personas, votaron en contra. «Fue el tema sobre el que más gente participó en la historia de la ciudad de Buenos Aires», aseguró el jefe de Gobierno porteño, en un acto celebrado en la estación Las Heras de la Línea H. «Más de 500 mil personas dieron su opinión. Es impresionante. Ya 100 mil nos parecía muchísimo», agregó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El sistema de consulta es novedoso. Si bien hubo stands en distintas estaciones de subtes, para que la gente pueda ‘votar’ de manera presencial, el fuerte de la consulta se realizó vía redes sociales; sobre todo, a través de Twitter. La consulta duró una semana y se anunció oficialmente que participaron 511.016 personas.

El 72% de los votantes lo hizo a través de las redes sociales, mientras que apenas un 28% lo hizo en alguno de los 17 puntos de votación.

Sábado, el día con más cambios

Los domingos seguirá el servicio de la misma forma; de lunes a viernes, se correrá media hora, mientras que los sábados sufrirán un movimiento de una hora. «Mucha gente sale a la noche los sábados. Por ejemplo, la gente que va a ver obras de teatro a la calle Corrientes. Las funciones terminan a las 23 o 23:15 y ahora van a tener una nueva opción de transporte público para moverse a la salida».

Larreta espera que con estos cambios el subte sume diariamente unos 140 mil usuarios más. Consultado sobre por qué no se extendió el horario en lugar de modificarlo, Larreta dijo que se necesitan las seis horas de cierre «para hacer las obras de incorporación de nuevos coches nuevos o la construcción de bocas de ventilación para instalar aire acondicionado en las estaciones, por ejemplo, se hacen a la noche. Una vez que terminemos todas las obras esperamos poder avanzar con la extensión del horario», prometió.