“Quiero que las personas trans, militantes y la Justicia sepan que Medifé incumple con la Ley de Identidad de Género”, denuncia Giulia Teles, una mujer trans afiliada a la citada prepaga, a la cual le rechazaron una intervención de adecuación de género.

Teles solicitó una intervención de feminización facial, pero le fue denegada. El Artículo 11 de la Ley de Identidad de Género establece que “a fin de garantizar el goce de su salud integral, acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sobre este punto, se apoya el reclamo de Giulia ante Medifé, la prepaga que abona todos los meses. “Hace más de un mes, envié una solicitud de autorización para una remodelación de los rasgos faciales (porque las hormonas no pudieron ejercer cambios con la parte de los huesos). Estas cirugías están listadas en el PMO y hay muchos casos de chicas que pudieron acceder a ese derecho”, explicó Teles en diálogo con Tiempo.

“Me pidieron papeles y más papeles. Tuve que esperar un par de días para pasar en una consulta con endocrinólogo porque ellos querían saber si estaba en terapia hormonal. Según mi médico, esa información hacía falta, pero con mis abogados creemos que la solicitaron para complicar más las cosas”, apuntó.

Su cirugía estaba pautada para el 25 de septiembre. A una semana de la intervención, “me llamaron desde auditoría médica y dijeron que la práctica había sido rechazada por tratarse de un procedimiento estético”, recordó Giulia y amplió: “No lo es. Es una cirugía reconstructiva para el género autopercibido y está presente en las cirugías de la Ley de Identidad de género”.

A partir de ahí, ya no hubo comunicación entre las partes. Giulia concluyó: “Me tratan como si fuera nada. Hay una exclusión total de comunicación y atención, lo que evidencia también la discriminación a mi persona por ser trans. Pero la denuncia ya está hecha y el proceso ya está en marcha”.

Ante la consulta de Tiempo, desde Medifé reconocieron el conflicto y respondieron: “En base a lo evaluado por un Comité Médico Legal, la asociada ya se ha realizado tratamientos médicos y quirúrgicos de adecuación de género autopercibido, solicitando en la actualidad tratamientos estéticos de embellecimiento, que no están contemplados en el plan convenido”.