Silvana Corso, de 46 años, es docente y directora de una escuela pública de la Ciudad de Buenos Aires. Como tal, tomó la decisión de incluir chicos con discapacidades severas al colegio que no tiene ningún tipo de instrumentaría especial. Su historia de vida es conmovedora: la muerte de su hijita, quien tenía este tipo complejidades es el motor que motiva a esta gran mujer a llevar adelante esta luchar.

Corso es la directora y profesora de historia de la Escuela de Educacion Madia Nº2 “Rumania” ubicada en el barrio porteño Villa Real, a la cual concurren unos 600 alumnos (la mayoría de ellos viven en Fuerte Apache) y chicos con problemas severos como parálisis cerebral, hidrocefalia, espina bífida y esquizofrenia, a quienes hace una década ella decidió incluir a la institución.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Su tenacidad la hizo ser nominada por el Global Teacher Prize a fines del año pasado, que es una suerte de Premio Nobel para docentes. Viajó a Dubái en diciembre pasado, invitada a la ceremonia y a dar talleres. Pero al regresar se enteró que le iban a descontar de su sueldo los días que se ausentó para ir a recibir su premio.Sin embargo, en las últimas horas el Ministerio de Educación retrocedió sobre sus pasos al conocerse la noticia: consideró que fue “un error administrativo” y que quedará sin efecto.

“¿Y si te cuento que el viaje a Dubái por el Global Teacher Prize me lo van a descontar? Hoy me avisaron que el Ministerio rechazó mi licencia, estuve solo los cuatro días del evento más las 20 horas de ida y 20 de regreso. Agradecida es poco, no tengo palabras para decir lo que siento. Pero no es el descuento, ustedes me entienden, ¿no? No hace falta pedir firmas para el reclamo, mil gracias. Pero ya no quiero dar pelea, hoy no. Otra gente necesita más de esas firmas. Yo puedo asumir el descuento de los días. Es otra cosa. Gracias por tanto, pero no hace falta seguir. Después de las pensiones, esto no es nada”, escribió Silvana en su cuenta de Facebook.

Sin embargo, en este jueves una de las autoridades educativas de la Ciudad informó. “Le vamos a devolver el dinero, de ninguna manera se le va a descontar. Fue un error administrativo en la resolución que se hizo para otorgarle la licencia”. Y agregó que “no fue un error de la docente sino nuestro y ya se están administrando los mecanismos para la devolución de eso”.

Silvana Corso, Graciana Goicoechandia e Inés Bulacio son las tres argentinas que está entre los 50 preseleccionados para el Premio Nobel para docentes.