Más de 1,15 kilos diarios de basura genera en promedio cada persona. El 65% de los residuos sólidos urbanos se dispone en rellenos sanitarios; el resto, en los 5000 basurales abiertos que pueblan el país. El 20% de esos residuos sólidos son envases. Para contrarrestar esta situación, y promover la economía circular, el Ejecutivo lanzó el proyecto de ley de Gestión Integral de Envases, Responsabilidad Extendida del Productor, e Inclusión de Trabajadoras y Trabajadores Recicladores.

La iniciativa contempla la creación de la Tasa Ambiental de Responsabilidad Extendida del Productor. Las productoras deberán hacerse responsables asumiendo el costo de cada envase que pongan en el mercado. “Vamos a acordar para determinar un valor que no supere el 3% por envase, que va a ir a un fideicomiso que va a Afip y luego será transferido a los municipios solo si tienen un plan de abordaje de reciclado”, sostuvo el ministro Juan Cabandié. Y aseguró que el texto fue consensuado con empresas del sector, como Quilmes, Pepsi y Coca-Cola, y que las casas matrices de las multinacionales “les exigen y ven con buenos ojos esta ley”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Lo recaudado irá a un Fondo Nacional para la Gestión de Envases y Reciclado Inclusivo (Fonager), con el objetivo de “fortalecer los sistemas públicos de gestión de envases, promover la inclusión de los trabajadores recicladores, impulsar la valorización de los envases y fomentar el desarrollo del ecodiseño”.

También se crea el Sistema Único de Trazabilidad, que permitirá el monitoreo permanente de los sistemas de gestión implementados y verificará en tiempo real el cumplimiento de la ley. Cada jurisdicción deberá constituir registros respecto de aquellos recuperadores que se desempeñen en sus territorios, “optimizando formas de organización que permitan potenciar su trabajo”, explicaron en Ambiente. Con esos datos, la Nación conformará un Registro y administrará un Programa Nacional de Fortalecimiento de los Trabajadores Recicladores “cuyo fin será fomentar políticas de integración en cooperativas o colectivos de trabajo, y contribuir activamente con las tareas de logística, administración y comercialización que desarrollan”.

Como apoyo al proyecto, el jueves se movilizaron decenas de miles de recicladores al Congreso. Desde la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores afirmaron que 150 mil cartoneros y cartoneras evitan diariamente que el sistema colapse, trabajando “en pésimas condiciones”, y alertaron: “Se recupera como máximo un 10% de los residuos generados”.