En las primeras horas de  de la mañana de este martes, los Metrodelegados iniciaron una nueva medida de fuerza que se extendió a lo largo de dos horas. Al inicio de la protesta, los trabajadores no habían decidio la duración de la protesta. 

Los Metrodelegados levantaron los molinetes en las estaciones Juan Manuel de Rosas y Leandro N. Alem, las dos cabeceras del subte B. El personal reclama el ascenso en el escalafón del subterráneo que según dijeron les habían prometido y luego quedó congelado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE