Ante el avance de la variante Delta, el gobierno volvió a aclarar que si bien se empieza a encontrar circulación comunitaria de la cepa con origen en la India, eso no significa que ya sea predominante. En nuestro país ese cargo lo mantiene Manaos, sin embargo para las autoridades es cuestión de tiempo que empiece a multiplicarse, teniendo en cuenta además que se profundizan reaperturas. Por eso agosto fue el mes de las segundad dosis: 5,5 millones de personas ya completaron sus esquemas en estas tres semanas. La aceleración de la vacunación impactó en la baja de casos de coronavirus: desde el pico de mayo descendieron más de un 85%.

Mientras que en la semana epidemiológica 20 –la de mayor cantidad de infectados– se llegó a los 225.504 casos según fecha de inicio de síntomas, en la semana pasada el número alcanzó los 32.476. El promedio diario en junio fue de 20.116 infectados, en julio de 13.264 y en lo que va de agosto de 6.922. Según el análisis de la Sala de Situación Nacional COVID-19 difundido por el Ministerio de Salud esta mañana, “gracias al avance del plan nacional de vacunación contra la COVID-19 y al sostenimiento de las medidas de cuidado, Argentina además registra un descenso constante del número de casos con esta enfermedad desde hace 13 semanas”. El 93,7% de los pacientes con COVID-19 se recuperó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La disminución de casos tiene su correlato en la ocupación de camas y fallecimientos. Es la 11° semana de baja del número de internaciones en unidades de terapia intensiva: al 20 de agosto había una reducción del 60% en la cantidad de internaciones en cuidados intensivos en comparación con el pico de la semana 23 (7.839 contra 3.173). Y también es la 11° semana de descenso consecutivo de cantidad de muertes según la fecha de fallecimiento, desde el pico máximo producido en la semana 22 del 2021.

Inmunizar

El avance de las dos dosis es clave para que el sistema esté reforzado de cara a la cepa Delta. A falta de casi una semana para el cierre de agosto, ya se superó la meta prevista para este mes de que el 60% de las personas con 50 años o más cuente con el esquema completo. Ya lo logró el 67% de las personas con más de 60 años, “que es el grupo etario más afectado por esta enfermedad”, aclararon desde Salud. Y agregaron que la letalidad en el país es de 2,15%: “Con respecto al año pasado, en el 2021 se observa una disminución de la letalidad en todos los grupos de edad”.

La Argentina es de los países con mejor recepción de la población hacia las vacunas: el 81,8% de la población a partir de los 18 años ya cuenta con la primera dosis. Ya iniciaron su esquema: el 81,4% de los mayores de 30 años, el 87,6% de los mayores de 40 años, el 89,9% de los mayores de 50 años, el 93,6% de las personas con 60 años, el 92,4% de quienes tienen 70 años, y el 83,6% de los mayores de 80 años o más.

En tanto, el 33,3% de la población vacunada ya recibió las dos dosis: completaron su esquema el 47,4% de los mayores de 50 años, el 65,8% de las personas de 60 años, 79,2% de quienes tienen 70 años, y el 74,2% de los mayores de 80 años. Solo en agosto hubo 5,5 millones de personas que completaron su esquema. Eran 7.010.170 el 31 de julio, y llegaron a 12,5 millones el 24 de agosto.

Teniendo en cuenta que hay unos 14 millones de menores, la llegada de Pfizer (vendrán 580 mil en septiembre, y luego 19.500.000 en octubre, noviembre y diciembre) y las 8 millones de Sinopharm en septiembre serán claves para la población infantil. La estadounidense ya está siendo usada para menores, por lo que su aplicación será rápida, sobre todo para quienes tienen entre 12 y 17 años. De la china restan últimos estudios tanto en el gigante asiático como en Emiratos Árabes, donde aplican Sinopharm para chicos de 3 a 17 años, con buenos resultados.

Mientras tanto, para la población adulta, antes de fin de mes llegarán 2,2 millones. El 29 y 30 de agosto llegarán 1.448.000 de Sinopharm para completar esquemas del mes pasado. Y entre mañana y el viernes se liberarían 609.500 dosis 2 de Sputnik fabricadas en los laboratorios Richmond. Con las 250 mil llegadas de Rusia esta semana podrán completarse más de 4,4 millones de esquemas.

Con las de AstraZeneca de este mes, la Argentina superará las 50 millones de dosis recibidas. El Ministerio de Salud de la Nación ya distribuyó 44.989.834, de las cuales las jurisdicciones aplicaron 40.068.513.

La nueva enemiga

La vacunación sigue en una carrera contra el tiempo. Su rival: la Delta. En Córdoba ya son 61 las y los contagiados con esta variante. Al menos 35 fueron a raíz de encuentros que tuvo un hombre que llegó de Lima, Perú, y no cumplió con la cuarentena obligatoria. El hombre, y otra mujer que infectó, fallecieron. En CABA también se multiplican los casos (hay dos contagiados en la Biblioteca) y en Provincia encontraron uno sin nexo en Lanús.

“En el AMBA ya hay circulación comunitaria de variante Delta pero todavía no predomina”, aseguró hoy el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García. Y explicó que la provincia tiene identificados cerca de 50 casos de variante Delta y que todos “estaban conectados con viajeros y controlados en hoteles para que sea más eficiente”, con excepción de dos casos que eran convivientes de personas que volvieron del exterior.

Con los menores aún no vacunados, y Delta avanzando, se profundizan las reaperturas. En CABA, por ejemplo, donde el propio ministro Fernán Quirós advierte de la tercera ola, las clases ya no son con protocolos de distanciamiento, los que llegan del extranjero no son obligados a parar en hoteles, e incluso se habla de que puedan permitir la circulación sin barbijos para primavera.

“A medida que hay más circulación de personas la posibilidad de aumento de casos es más alta y también la circulación de las variantes. Por eso, hay que poner en valor el logro de la Argentina de haber demorado la circulación de la variante Delta. Si bien tenemos aislamientos, la mayor cantidad está relacionada con los viajes y si bien hay casos que se pueden definir como comunitarios eso es bien diferente a decir que hay circulación predominante”, apuntó Carla Vizzoti. Y acotó: “En función de muchos factores está la posibilidad de que aumenten los casos. Con el nuevo DNU lo que tenemos que ver es el número de internaciones en terapia intensiva y la tensión del sistema de salud. La vacunación no interrumpe la circulación viral pero nos permite que bajen las internaciones y las muertes así que seguirá monitoreando”.

Según lo anunciado ayer por la ministra de Salud, Carla Vizzoti, y el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, se avanzará a una prueba piloto para el regreso de eventos masivos. El 9 de septiembre en el estadio de River, en el partido entre la Selección Argentina y Bolivia, habrá un 30% de aforo mientras que los protocolos serán definidos en un trabajo conjunto con los equipos del Ministerio de Salud de la Nación. Se habla de que la gente deba exhibir certificado de vacunación y test negativo.

“Será una prueba no solamente para que vuelva el fútbol, sino también para los espectáculos masivos. Creemos que es un evento que amerita esta excepcionalidad en términos de lo que significa y nos permite hacer una evaluación de cómo se van a implementar los protocolos”, expresó Lammens y señaló que “en todos los torneos locales y para todos los deportes la idea es que la vuelta sea gradual y que sobre el fin de septiembre ya estemos con público en los estadios”.