Tras dos años y medio del primer caso de Covid-19 registrado en el país, el gobierno nacional va institucionalizando el paso de pandemia a endemia.

Mediante la Decisión Administrativa 837/2022, firmada por el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, el Ejecutivo estableció la «Actualización de medidas de control y prevención de Covid-19 para el ingreso al país».

En la medida, establecen que «ante caso positivo o sospechoso de COVID-19 en punto de ingreso al país las medidas de prevención y control serán las mismas que para cualquier infección respiratoria. No será necesario realizar controles de temperatura en los puntos de ingreso ni en los embarques con destino al territorio nacional. Podrán establecerse restricciones al ingreso de acompañantes de pasajeras y pasajeros a las terminales aeroportuarias cuando la situación epidemiológica lo requiera».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, estipularon que los operadores de transporte tendrán que definir un plan de contingencia para enfermedades respiratorias agudas a bordo que incluya un plan de acción que deberá ser aprobado por la Dirección de Sanidad de Fronteras y Terminales de Transporte del Ministerio de Salud: «La Dirección de Sanidad de Fronteras definirá y elaborará los protocolos específicos para el control de brotes.

También autorizan el ingreso y el egreso del país de los restos humanos de personas fallecidas a causa de Covid–19, «siempre que se presente la documentación requerida ante la Dirección de Sanidad de Fronteras».

Si bien ya casi no se testea (excepto personas con factores de riesgo o mayores de 50 años), el parte del último domingo reflejó una baja mayor al 20% en los casos positivos. Fueron casi 25 mil casos y 80 muertes en una semana. Argentina tiene al 90% de su población con al menos una dosis de la vacuna, convirtiéndose en el país con más de 30 millones de habitantes que posee la mejor tasa de inmunización. Sin embargo, aún quedan 14 millones que no se dieron la dosis de refuerzo. A nivel mundial la situación parece relajarse en ciertas zonas: en la tercera semana de agosto los casos bajaron un 21% en Europa. Es la tercera semana seguida con descenso de contagios.