Este lunes se inició un paro docente de 48 horas en la Provincia de Buenos Aires convocados por los principales gremios de la actividad en rechazo al cierre de la paritaria decretado por la gobernadora Maria Eugenia Vidal la semana pasada. Los sindicatos nucleados en el Frente de Unidad Docente también reclaman escuelas seguras a poco más dos meses de las muertes de Sandra y Rubén por un escape de gas en una escuela de Moreno.

También podés leer: Cuando sin clases significa sin comida

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El nuevo paro, el número 24 del año, generó que el gobierno bonaerense convoque nuevamente a los sindicatos a una reunión el próximo jueves pero no detuvo la medida de fuerza que incluirá una movilización a la Casa de la Provincia en la Ciudad de Buenos Aires.

El 4 de octubre el Gobierno de María Eugenia Vidal impuso por medio del Decreto 1145/18 una «modificación salarial» que fija un aumento de un 19%. Una medida que el FUD consideró «miserable» tomando en cuenta que a esta altura del año la inflación ya supera el 31%. Por eso el mismo día los gremios rechazaron «rotundamente» el decreto y al día siguiente anunciaron el paro. Advirtieron también que si el jueves no se arriba a algún acuerdo, se volverán a analizar «la continuidad y profundización del Plan de acción para la siguiente semana».