El fallo del juez Marcelo Aguinsky se conoció ayer: ordenó el procesamiento con prisión preventiva de una pareja de colombia que había viajado desde España con unos 21 kilos de anfetaminas (éxtasis), unas 64.000 pasillas ocultas en un doble fondo y en los laterales de las valijas. Se trata de Consuelo Martínez Muñoz, de 49 años, y Robinson Ocampo, de 32 años.

El evento no pasaría de un caso policial si no fuera por un detalle muy particular: la pareja viajó en el mismo avión de Aerolíneas Argentinas que el presidente Mauricio Macri, el vuelo 1133 que partió de Madrir el 25 de febrero.

El presidente volvía ese día de su visita de una semana por el país Ibérico en lo que sería su primer vuelo por la línea aérea de bandera.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La pareja pasó todos los controles en el aeropuerto español y el de Ezeiza. Recién fueron detenidos en Aeroparque, cuando se dirigían a abordar un vuelo a Santiago de Chile.

Quedaron los dos procesados «tentativa de contrabando de exportación por ocultamiento, agravado por tratarse de estupefacientes inequívocamente destinados a ser comercializados».