“Fue profundamente sentida y parida nuestra Ley 7722. Y desde que la parimos, en 2007, sufrimos los embates de las corporaciones y los gobiernos. El nuevo fallo vacía el contenido de la ley, es una regresión. Estamos muy enojados. Cansados. Estamos defendiendo el ambiente en un contexto de cambio climático. No entendemos los criterios de esta Corte, tan divorciados del pueblo”, se indignó Nora Moyano, miembro de la Asamblea de Las Heras por el Agua Pura, una de las que integra el conjunto de Asambleas Mendocinas por el Agua. Desde ese espacio convocan a volver a salir a la calle en defensa de su bien más preciado, luego de un nuevo fallo que deja abierta la puerta para el avance de la megaminería.

La concentración está convocada para este miércoles a las 18 en el kilómetro 0 de la ciudad de Mendoza. La movilización comenzó el domingo último, en la Feria del Libro local, luego de que la semana pasada se conociera un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que elimina del cuerpo de la ley la expresión “y otras sustancias tóxicas similares” además del mercurio, el ácido sulfúrico y el cianuro, prohibidos por esa normativa. Eso implica, por caso, que la minera San Jorge podría avanzar con su proyecto de megaminería en Uspallata utilizando una sustancia como el xantato.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El fallo por una parte vacía el contenido de la ley y no tiene en cuenta que la Ley de Residuos Peligrosos incluye en sus anexos el xantato. Desde el punto de vista del derecho ambiental tienen que ser progresivos los avances de la ley, jamás regresivos. Y esto es una regresión. Habilita lo que viene intentando San Jorge en Uspallata: ellos dicen que van a usar xantato, como si no fuera contaminante”, lamentó Moyano. Y recordó que en 2011 ya la legislatura local “votó rechazar y archivar ese proyecto de la minera. Pero siguen insistiendo sobre lo mismo. Y nosotros también. El agua es sustento de nuestras vidas. Vale más que el oro”.

Moyano remarcó que “los hacedores del vino en Mendoza no creo que estén de acuerdo con que sus vinos tengan xantato. Estamos llamando a toda la sociedad para que en el km 0 nos concentremos y lleguemos a legislatura para que trate de una buena vez proyecto de Área Protegida de Uspallata para resguardar toda la cuenca del río Mendoza”. Apuntan a esa herramienta como estrategia para defender el agua de la megaminería y el fracking, ante embates que hacen tambalear la Ley 7722, bautizada como “ley guardiana del agua”.

Mientras en la Cumbre del Clima en Glasgow un centenar de gobiernos, incluido el argentino, se comprometen a frenar la deforestación, desde Mendoza advierten que el avance megaminero no sólo implica contaminación de las aguas sino también más deforestación. “Tienen que volar cerros”, graficó Moyano.

En el sur, también

Exactamente 24 horas después de la convocatoria mendocina será el turno de la defensa del agua en Chubut. Este jueves a las 18, igual que el día 4 de todos los meses, se pondrán en marcha las movilizaciones de la Asamblea No a la Mina en Esquel y otros espacios de la Comarca Andina en contra de los proyectos que ponen en riesgo el ambiente y el acceso al agua, en un contexto de emergencia hídrica.

“¿Lobby está? Sí, está. Muy muy cerca. Está afilando las garras para saltar sobre las leyes antimineras en Mendoza y en Chubut. Por eso el 4N marchamos y luchamos en defensa de la tierra que habitamos: el agua de los pueblos no se negocia”, plantearon desde la Asamblea en Defensa del Territorio, que reclama entre otras cosas el retiro del proyecto de zonificación minera y la gestión “inclusiva y eficiente” del control del uso del agua en Chubut.