Tras el fracaso de la audiencia entre los trabajadores del Subte y la empresa Metrovías, los Metrodelegados realizaron un paro en todas las líneas de 13 a 17 de este viernes. 

Los trabajadores de subte reclaman por la falta de personal y de trenes en la línea E, donde la mitad de las formaciones no funcionan.  

Néstor Segovia, secretario general adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), aseguró que “la prolongación de la línea E requiere mayor personal, también hay reclamos vinculados al tema de la seguridad y a la frecuencia de los trenes”.

“Estamos obligados a tomar estas medidas de autodefensa ante la falta de respuestas de las autoridades”, destacó y señaló: “Nosotros hicimos todos nuestros esfuerzos en la línea E, se viaja como ganado, inauguraron también talleres sin personal y boleterías”.

“Nosotros vamos a defender todos los puestos de trabajo, porque ellos quieren que discutamos sin los boleteros, pero le quiero decir al gobierno porteño y a Metrovías que de esta forma en la línea no se puede trabajar. En esta línea tiene que haber 18 trenes y hoy hay siete. La gente viaja como ganado”, insistió y agregó: “No vamos a permitir que tengan de rehenes a los trabajadores, ellos pueden arreglar esto en 5 minutos. Estamos peleando por nueve boleteros”.

“Sbase se niega a tomar personal, la propuesta de ellos es trabajar sin el personal y nosotros no lo vamos a permitir. si no pones gente tengo que pensar que inauguraron solamente la extensión de la línea por un tema electoral”, sumó el sindicalista.

“Les pedimos perdón a los pasajeros pero en este contexto de ajuste no vamos a permitir. las autoridades quieren poner maquinas boleteras y reemplazarlo por los trabajadores pero nosotros no vamos a permitir que se toque un solo puesto, ni en pedo lo vamos a permitir, que se vayan a cagar”, remató y finalizó: “No sabemos si mañana habrá paro, estamos en asamblea permanente, esto no lo bancamos más”.

Metrovías, la empresa concesionaria, calificó de “injustificada” la medida adoptada y en un comunicado aseguró que se “demanda un incremento en la cantidad de personal que se desempeña en las nuevas estaciones de la Línea E, pese a que la dotación de dicha línea se encuentra completa y resulta suficiente para brindar una adecuada asistencia a los usuarios”.

Según informaron desde la empresa, “Metrovías viene participando en todas las audiencias convocadas hasta la fecha y continuará haciéndolo en pos de encontrar soluciones y de minimizar la afectación a los usuarios”.

La apertura de tres nuevas estaciones en la Línea E (Correo Central, Catalinas y Retiro) generó, de acuerdo a lo informado en el comunicado, “más de 120 nuevos puestos de trabajo y se promovieron más de 100 colaboradores de la compañía a posiciones de mayor jerarquía y mejor remuneración”.

Eso significa, para Metrovías, “oportunidades de desarrollo para responder cada vez mejor a las demandas de los usuarios de recibir asistencia y orientación en su experiencia de viaje”.

“Desde Metrovías, lamentamos los inconvenientes que esta medida injustificada podría generar en los miles de pasajeros que utilizan diariamente la Red de Subte para trasladarse por la Ciudad”, finaliza el texto difundido.