“Los insumos son pocos y llegan tarde”, denuncian las cooperadoras escolares al referirse a los elementos básicos para luchar contra el Covid-19 y evitar los contagios en las escuelas en el comienzo de “la vuelta a la normalidad” pergeñada por Larreta y Soledad Acuña. Al mismo tiempo que el gobierno porteño desoye los reclamos de la comunidad educativa y se niega a invertir más en el sector, suma nuevos gastos ostentosos que están muy alejados de las necesidades urgentes en medio de la pandemia. Incluso en varias ocasiones el propio jefe de gobierno comunicó que el ejecutivo no tiene dinero para seguir invirtiendo en educación, por culpa de la crisis provocada por la emergencia sanitaria y la quita de la coparticipación.

A contramano de sus dichos y de la supuesta escasez de presupuesto, en las últimas horas el ejecutivo publicó en el boletín oficial una nueva adjudicación, la N° 9101-0816-LPU21, para el mantenimiento de los muros verdes, o más conocidos como “jardines verticales” de la Comuna 1. La millonaria suma de dinero invertida en esta nueva obra llega a los casi 14.9 millones de pesos. Cifra que será entregada a la empresa Vivero Cuculo S.R.L. La misma privada recibió en el mes de mayo, la suma de 5.3 millones de pesos, para realizar el mismo trabajo en los jardines verticales de la Comuna 5 en los barrios de Boedo y Almagro.
Los muros verdes son una instalación vertical cubierta de plantas de diferentes especies, que imita a los que se encuentran en las grandes ciudades europeas, y que necesitan de un mantenimiento periódico. Hace dos semanas el mismo gobierno, abrió la licitación con otro gastó de alrededor de 14 millones de pesos, para adquirir computadoras para los juegos de azar, que dependen de la empresa estatal Lotería porteña. Un total de 120 notebooks con monitores de 15 pulgadas, que serán entregadas a LOTBA S.E, con un desembolso de 114 mil pesos por cada computadora, lo que suma $13.680.000 de pesos. Los pliegos con las ofertas de cada empresa fueron recibidos hasta el pasado 29 de julio y ahora se encuentran evaluando la mejor oferta. Entre los jardines verticales y las computadoras para la timba, suman casi 36 millones de pesos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cada uno de estos concursos se realizan a espaldas de las y los porteño y poniendo a la cabeza prioridades que distan de los reclamos urgentes. Es por eso que diferentes colectivos educativos de la Ciudad de Buenos Aires elaboraron un comunicado, solicitando al gobierno porteño elementos básicos y urgentes, si es que Larreta insiste con mantener una presencialidad total en los edificios escolares: “Que todas las escuelas de la ciudad cuenten con medidores de CO2, para prevenir y cuidar a estudiantes y docentes; Ampliación de la planta docente respetando el Estatuto, para poder garantizar la continuidad pedagógica y la limpieza y saneamiento; y fortalecer los programas socioeducativos de las escuelas , con el objetivo de garantizar acompañamiento pedagógico y psicológico a estudiantes”, detalla el documento firmado por la Coordinadora de Estudiantes de Base; la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET); el Cuerpo de Delegados de las Cooperadoras Escolares; Cooperadores en Movimiento, el Grupo de Litigio Estratégico; y el Frente Educativo de El Hormiguero; entre otros.

“No llegan en fecha y los elementos son muy escasos, el gobierno porteño tiene que enviar algún tipo de refuerzo, sobre todo con la vuelta de todas y todos a las aulas”, advierte Pablo Cesaroni, integrante de Cooperadores en Movimiento. “El reclamo es justo y es inmediato, porque no es la misma cantidad de artículos de limpieza y desinfección que se necesitan para una escuela que estaba funcionando al 50%, que para una que va a trabajar con una presencialidad total como quieren Larreta y Acuña”, destaca.

Ante este nuevo escenario, los colectivos educativos siguen exigiendo que se establezcan “Mesas de Seguimiento Epidemiológico y Diálogo”entre el gobierno de la Ciudad, los centros de salud y todos los actores de la comunidad educativa, con el objetivo que permita construir una presencialidad cuidada y que contemple todas las situaciones. Además, suman una de las demandas históricas, exigiéndole a Larreta que garantice conectividad, dispositivos y un plan tecnológico para capacitar a estudiantes y docentes.