Como en otras tantas ocasiones, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, arremetió nuevamente contra trabajadores de la educación. La noticia es conocida: Desde sus redes personales, la titular de la Cartera educativa, expuso a través de un video a maestros que protestaban contra la visita de un funcionario de ese sector, por ser uno de los responsables de la “presencialidad criminal” que se cobró, hasta el momento, la vida de 35 docentes y auxiliares, en el marco de la pandemia.

Todo indica que la movida del gobierno porteño parece pergeñada desde un comienzo para poder utilizarla como parte de su campaña electoral. En la Escuela 19 del Distrito Escolar 19, donde ocurrieron los hechos, trabaja Jorge Adaro, Secretario Adjunto del gremio Ademys. El pasado viernes 17 de septiembre, Fabián Capponi, Director General de Escuelas, visitó ese edificio escolar y durante su recorrida, algunos docentes, entre los que se encontraba Adaro, rechazaron y repudiaron las políticas públicas de ajuste y vaciamiento que implementa el Ministerio de Educación. “Capponi miente cuando dice que no lo dejamos entrar en la escuela”, asegura a Tiempo Jorge Adaro. “Él hizo la recorrida y cuando se retiraba repudiamos su visita. A los 40 minutos regresa con otra persona que empezó a filmar todo, nosotros volvimos a decirle lo que pensamos de su gestión y a los pocos días salió el escrache y las amenazas de Acuña por sus redes”, agrega Adaro.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Ni bien recibí el video tomé la decisión de iniciarles un sumario a los tres docentes que, sin justificación y frente a sus propios alumnos, increparon con lenguaje inapropiado a los trabajadores del Ministerio, empieza la funcionaria de Larreta. “No voy a permitir este tipo de comportamientos. Las familias confían la educación y la formación de sus hijos a los docentes, quienes además son sus referentes y modelos de ejemplaridad y excelencia. No normalicemos los malos ejemplos”, concluye el posteo. Sin quedarse conforme, Acuña siguió con su escrache por diferentes medios de comunicación, acusando a los docentes como “malos ejemplos” y que son personas que representan “todo lo que están mal adentro de las escuelas”.

Como respuesta al escrache realizado por Soledad Acuña y las amenazas perpetradas a los trabajadores de la educación, durante la jornada la comunidad educativa realizó un abrazo a la Escuela 19 DE 19, contra el intento de sumario iniciado a los docentes de ese establecimiento educativo. “Más allá del sumario lo más preocupante es lo que hizo la ministra. Una funcionaria que practica escraches por redes sociales. Después de su publicación, nos llegaron amenazas, insultos, agresiones. Yo estoy preparado para eso, pero el resto de mis compañeros no tienen por qué soportar esto”, afirma Adaro.

Para que Acuña pueda concretar su objetivo y plasmar el sumario a los docentes, tiene que pasar por una junta integrada por cuatro cuerpos: El gobierno porteño, que tiene 3 vocales; un vocal en representación del gremio UDA (Unión de Docentes Argentinos); dos vocales del gremio docente CAMYP; y tres vocales de la UTE (Unión de Trabajadores de la Educación). En principio, el sumario parte con dictamen de minoría porque la UTE votará en contra de esta sanción.

Acuña y su ataque constante a los trabajadores

Desde Ademys recordaron que no es la primera vez que Acuña arremete contra las y los docentes porteños: “Nos llamó vagos, fracasados, sostuvo que elegimos la docencia porque no nos fue bien en otra carrera. Acuña jamás pidió disculpas y no se le inició ningún sumario por insultar a toda la docencia en los medios de comunicación, ni se la condenó por pasearse por las escuelas haciendo campaña político partidaria de la mano del mismo Fabián Capponi, que se saca fotos con estudiantes para hacer propaganda en sus redes sociales, sin ningún prurito y sin autorización de las familias; que bailaba sin barbijo en el Ministerio en plena pandemia y en las colonias hablaba a cientos de estudiantes sin barbijo; que precariza y maltrata a cientos de trabajadores de Jornada Extendida”, manifestó el gremio mediante un comunicado.

Fabián Capponi, la mano derecha de Acuña

Los docentes responsabilizan a Capponi ya que, por decisión del gobierno local, dejaron durante la pandemia a miles de estudiantes sin equipos ni conectividad, algo que fuera oportunamente denunciado por todos los gremios docentes. Al mismo tiempo,  la docencia afirma que debido a la política aperturista impulsada por la gestión de Larreta, fallecieron 35 trabajadoras y trabajadores de la educación.