El caricaturista e ilustrador uruguayo Hermenegildo «Menchi» Sábat, falleció este lunes a la anoche a los 85 años, mientras dormía.

Así lo informó el diario Clarín, medio en el que trabajó como artista plástico por 45 años.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sábat nació en Montevideo en 1933. Era hijo del dibujante, periodista y escritor Juan Carlos Sábat Pebet y nieto de Hermenegildo Sábat Lleó, nacido en España, donde se dedicó a la pintura y fue un popular caricaturista.

Desde los quince años se dedicó al periodismo gráfico: fue fotógrafo y redactor del diario El País, donde fue secretario de redacción. Luego se volcó definitivamente al dibujo, y así llegó en 1966 a Buenos Aires.

En Argentina fue caricaturista del diario La Opinión y la revista Primera Plana, hasta que en 1973 se incorporó a la redacción de Clarín, donde era considerado «un maestro».

Sus caricaturas políticas marcaron durante muchos años las primeras páginas del “Gran diario argentino”. En la dictadura, publicó un retrato del dictador Jorge Rafael Videla pese a la prohibición de dibujarlo. «Fue el primer dibujo y abrió un camino de expresión. Yo miro las cosas que hice en esa época y pienso que es casi un milagro estar vivo», dijo Sábat en una entrevista el año pasado.

Por sus páginas pasaron los presidentes Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, con quien mantuvo un enfrentamiento público por retratarla con la boca tachada, lo que, en pleno conflicto por las retenciones a la soja en 2008, la entonces mandataria interpretó como “un mensajes cuasi mafiosos».

Entre otros premios, recibió el Moors Cabot de la Universidad de Columbia por sus dibujos durante la dictadura militar argentina (1976-1983) y de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. El año pasado fue galardonado con el Kónex de Brillante por su trayectoria.