Danilo Acevedo, de 32 años, era oficial de Caballería y estaba acusado de matar de cinco balazos a su ex pareja, Laura Gutiérrez, de 30, quien a su vez, era sargento del Comando de Patrullas La Plata. El crimen se produjo en el departamento de la mujer, ubicado en la calle 2, entre 60 y 61. Ella había cortado la relación en febrero de este año, pero el hombre no había aceptado esa decisión.

El hecho ocurrió el pasado 25 de agosto al mediodía, mientras jugaba Gimnasia contra Defensa y Justicia, en su cancha del Bosque platense, motivo por el cual las detonaciones de la pistola reglamentaria del uniformado no llamaron la atención de los vecinos del edificio. Cerca de la medianoche de ese día, los investigadores encontraron a Gutiérrez tendida en el piso y boca arriba, con un balazo en un brazo, otro en el cuello, uno en el tórax y dos en el estómago. Junto a su cuerpo había una pistola calibre 9 milímetros.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Tras haber cometido el hecho, Acevedo se pegó un tiro en la cabeza y habría agonizado más de doce horas. Fue encontrado inconsciente recostado en el piso junto al cuerpo de Gutiérrez. Finalmente murió este lunes a la 2:30 de la madrugada, en el Hospital San Martín de La Plata.

En la causa no quedó claro la hora exacta en la que Acevedo ingresó al domicilio de la víctima, y tampoco el motivo por el cual la mujer se lo permitió, aunque trascendió una versión que indica que Acevedo iba a ser trasladado a Mar del Plata y habría utilizado la excusa de despedirse definitivamente de Gutiérrez.

Según las estadísticas del Instituto de Políticas de Género Wanda Taddei, el 87% de los femicidios que se cometen por año son protagonizados por hombres del círculo íntimo de la víctima o conocidos. De ellos, el 40% de los crímenes son perpetrados por la pareja actual y el 26%, por una ex pareja. También muestran en forma clara y precisa que el 46% de los miembros de las Fuerzas de Seguridad que asesinan a sus parejas, luego se suicidan.