La orca Tilikum, mundialmente conocida por haber causado el fallecimiento de su entrenadora en 2010 e inspiradora del documental Blackfish, murió este viernes a los 36 años en el parque acuático SeaWorld, en Orlando, donde estaba en cautiverio, se cree por una infección respiratoria que la fue consumiendo durante el último año.

Tilikum, que habría asesinado a tres personas –entre ellas su entrenadora-, padecía una infección pulmonar desde el año pasado y era la orca más grande del mundo en estado de cautividad. Ya en marzo, las autoridades del parque habían informado de su estado. Y aunque había presentado mejoras durante su proceso de recuperación, su situación se agravó durante los últimos días y murió este viernes, acompañada del personal del parque.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Joel Manby, presidente del parque, dijo que “Tilikum tenía, y seguirá teniendo, un lugar especial en los corazones de la familia de SeaWorld, así como en los de millones de personas de todo el mundo a las que inspiró».


La popularidad de Tilikum creció con la muerte de su entrenadora Dawn Brancheau, el 24 de febrero de 2010, y mucho más luego de la presentación del documental Blackfish, en donde se expuso el problema de estrés que sufren las orcas en cautiverio.

Tras las críticas que sufrió el parque, que desembocó en bajas en la venta de tickets, se anunció en marzo del último año que SeaWorld le daría fin a la cría de orcas, por lo que la actual generación será la última.