La escuela 11 del distrito escolar 5, sita en la Villa 21-24, está de luto. El dolor y la desazón por el fallecimiento de una estudiante, en principio por posible desnutrición, mantiene conmocionada a toda la comunidad educativa.

“Maylén tenía 11 años. Era alumna desde el año 2017 cuando comenzó primer grado. Actualmente era alumna de 4°grado”, subraya el comunicado de la escuela donde asistía la menor. En la comunidad educativa de allí destacan que desde los primeros días de su ingreso, “se pidió la intervención del EOE (Equipo de Orientación Escolar) debido debido a la clara vulnerabilidad de derechos que atravesaba la niña y su familia. Durante los años 2018 y 2019 se presentó un certificado médico que indicaba la necesidad de un refuerzo hipercalórico de vianda. Dicho refuerzo, que era insuficiente, no se le otorgó el año pasado”.

El documento asegura que recién en el año 2020 el EOE “deriva su situación y solicita la intervención a la Defensoría zonal. Esta solicitud se reiteró en los años 2021 y se actualizó en el 2022, pero al día de la fecha a la escuela nunca se le informó si hubo alguna intervención de dicho organismo.”

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El equipo docente asegura que la menor siempre estuvo acompañada de manera integral en todo lo que  estuvo al alcance del establecimiento educativo, pero la situación en la que se encontraba superó a cualquier equipo pedagógico y necesitaba de la presencia del Estado porteño.

Falta de respuesta de la Ciudad

Las y los docentes conformaron “dispositivos que la acompañaban en su aprendizaje tanto dentro como fuera del aula, consiguiendo turnos médicos, gestionando sus anteojos, ropa para que se abrigue, garantizando el almuerzo antes de ingresar al aula. Los recursos y las herramientas que debería haber proporcionado el gobierno de la Ciudad para acompañar a Maylén y a su familia nunca fueron suficientes, e incluso fueron inexistentes” destacan.

«Fueron 6 años los que transitó Maylén en nuestra escuela. Seis años en los que el Estado estuvo ausente, en los que solo se obstaculizaron los intentos por intervenir frente a tanta vulnerabilidad e injusticia”, continúa el comunicado de la comunidad educativa de las escuela 5.

La historia tuvo el peor final. Según relatan en el comunicado, el pasado viernes 12 de agosto “Maylén llegó a la escuela al borde de un desmayo, con una debilidad extrema, que no le permitía siquiera mantenerse sentada, con signos evidentes de deshidratación”.

Inmediatamente, se llamó al SAME para que asistieran a la niña. Luego de una hora, y ante la ausencia de la ambulancia, la madre decide llevársela. El SAME nunca llegó a la escuela. En el día de ayer, Maylén ingresó a la guardia del Hospital Penna” al parecer, sin vida.

Tiempo se comunicó con el ministerio de Educación de la Ciudad para conocer su versión de los hechos pero, hasta el momento, no hay comunicación oficial sobre lo ocurrido.

Denuncian vaciamiento del Estado de la Ciudad

“Las maestras y maestros de la escuela señalamos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como principal responsable de la muerte de nuestra estudiante.”, arremete el conjunto de trabajadores y trabajadoras de la educación de la Escuela 11 DE 5. “Denunciamos el vaciamiento de todos los organismos del Estado que durante todos estos años deberían haber actuado en tiempo y forma, garantizando la salud, el cuidado y la integridad de esta niña y su familia; así como la de tantos/as otres estudiantes que se encuentran atravesando situaciones similares en las escuelas públicas del sur de la Ciudad de Buenos Aires”, agregan
Por último señalan: “Hoy en la ciudad más rica del país mueren niñes porque no se destinan recursos ni hay voluntad, de parte de este gobierno para proteger las niñeces”.