La noticia presupone todo un fin para las emisiones radiales en Frecuencia Modulada. Desde el día de mañana, Noruega se convertirá en el primer país del mundo en sustituir las transmisiones de FM por la transmisión digital de audio (DAB).

La medida es vista por los ciudadanos del país escandinavo como decididamente impopular. El Gobierno justifica la medida alegando que el costo de mantenimiento de la radio FM, en vista de la topografía del país es muy costoso, y que con la llegada de la radio DAB se mejorará la calidad de emisión para poder ampliar de de 5 a 22 los canales con cobertura nacional. Con este cambio, los grandes grupos radiales se ahorrarán hasta 22 millones de euros anuales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Formalmente, el apagado análogo de FM comenzará en la provincia de de Nordland para continuar, lento pero progresivamente, en las restantes 18 divisiones del país para finalizar el 13 de diciembre de 2017. De esta manera el plan da por terminado un proyecto aprobado en mayo de 2011 por el Parlamento que recibió el apoyo de todas las fuerzas políticas del país, con excepción del Partido del Progreso.

La medida cuenta con una multitud de críticas siendo la más habitual la que tilda al Gobierno de adecuarse a los intereses de los grandes medios, sin tener en cuenta los costos que no podrán afrontar las radios locales y otras más chicas. Para atenuar estas críticas, el gobierno permitirá a las pequeñas emisoras a continuar utilizando la Frecuencia Modulada hasta 2022 a manera de compensación.

En el ámbito europeo, otros países como Suiza, Reino Unido y Dinamarca, también tienen planes de realizar el apagado de sus frecuencias moduladas pero recién a comienzos de la próxima década.