Enfermeras y enfermeros de los hospitales de Capital Federal se movilizaron este lunes para reclamar el reconocimiento en la carrera profesional de salud y pedir una recomposición salarial. Se concentraron en Diagonal Sur y Perú para marchar hasta la Legislatura porteña, donde permanecieron exigiendo sus derechos. 

“En diciembre de 2018 el Gobierno de la Ciudad puso en vigencia la Ley 6035 de profesionales de la salud. Esta norma es la que reconoce a los que integran la lista de profesionales de la salud que abarca más de 30 profesiones. Tras la implementación de esta normativa quedamos afuera las licenciadas en enfermería, bioimágenes e instrumentación quirúrgica”, explicó a Tiempo Viviana Gularte, enfermera en el Hospital Durand y miembro de la Organización Interhospitalaria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Las partes que fuimos excluidas de la carrera profesional somos tres pilares fundamentales en salud. Ahora estamos enmarcadas dentro de una Ley administrativa, es decir que para el Gobierno porteño las enfermeras somos administrativas», remarcó. “La situación real y concreta es que estamos precarizadas porque se trata de sueldos de 30, 35 mil pesos y esto nos condiciona a que busquemos otro empleo para poder vivir, con todas las complicaciones que eso implica”, agregó.

“Una mujer que tiene doble empleo siempre está cansada, no tiene una vida propia. Hay algunas compañeras que tienen hasta tres trabajos. Esto no solo afecta la salud psicofísica de las chicas, también es perjudicial para la calidad de atención que brindamos a los pacientes en estas condiciones precarias”, subrayó Gularte.

Las enfermeras también denunciaron persecución por parte de directivos e intimidaciones por parte de una patota sindical. Estos hechos se originaron en distintos hospitales de la Ciudad, donde las mujeres trabajan: “Durante todo este tiempo que venimos reclamando y haciendo paros sufrimos distintos tipo de apriete de los sindicalistas y los directivos de la salud. Lo hacen para que dejemos de reclamar. También nos han sancionado muchas veces por ejercer nuestro derecho constitucional a huelga”, enfatizó Analia Perollo, enfermera del Hospital Borda e integrante de la Organización Interhospitalaria. “Esta movilización estaba prevista desde el año pasado para exigir el goce de los derechos como corresponde y una inmediata recomposición salarial. Horacio Rodríguez Larreta y al Sindicato Único de Trabajadores y Empleados de la CABA (SUTECBA) son quienes nos tienen que reconocer en la carrera de la salud”.

Alejandro Miranda es licenciado en enfermería, presidente de la Asociación de Enfermería de Capital Federal (AECAF) y jefe de Departamento del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá. En una entrevista con Tiempo en diciembre del año pasado destacó que “las enfermeras son las que están todo el tiempo con los pacientes. Ellas deben ser reconocidas. Venimos reclamando hace tiempo. Esto es muy difícil de llevar adelante porque todavía no logramos tener una mesa de diálogo con las autoridades ni con el jefe de gobierno, que es quien tiene la potestad de incluirnos en el articulado de esta Ley”.

Las enfermeras aseguran que realizarán una asamblea en la que deliberarán sobre las próximas medidas de fuerza.