Este sábado se lleva a cabo la 43° Peregrinación Juvenil a Luján, que parte al mediodía desde las puertas de la parroquia San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, y finaliza este domingo a las 7 con una misa central oficiada por el cardenal Mario Poli.

Esta nueva edición de la peregrinación juvenil de casi 60 kilómetros hasta la basílica de la ciudad de Luján lleva por lema «Madre, enséñanos a construir la paz». Muchos de los jóvenes que acompañarán la imagen de la virgen comenzaron a prepararse desde el viernes en las distintas parroquias, clubes y colegios para recorrer los 60 kilómetros del trayecto, precisó la agencia católica de noticias AICA.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante el recorrido, los fieles contarán con 60 puestos sanitarios, la asistencia de más de 5000 voluntarios, miembros de parroquias, organizaciones sociales y de la Cruz Roja. Asimismo la empresa Aysa dispondrá un operativo especial con 12 camiones cisterna, cuatro puestos de hidratación y 3000 sachets de agua.

En Liniers, personal de la Dirección Provincial de Niñez colocará pulseras identificadoras con números de teléfonos de los padres que lo autoricen para evitar que se pierdan los chicos que participan de la peregrinación.

El gobierno bonaerense también participará de la asistencia y dispondrá un puesto en General Rodríguez y otro en Luján donde además de ambulancias se instalarán hospitales móviles, baños químicos y una estación de recarga de celular para que los peregrinos que lo necesiten no queden incomunicados.

Luego de la misa central, prevista para mañana a las 7, el cardenal Poli entronizará una imagen del santo Cura Brochero, realizada en el taller de escultura del Centro Juvenil de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, de la Villa 21, del barrio porteño de Barracas.