La Sala I de la Cámara del Crimen ordenó hoy la inmediata detención de Irineo Humberto Garzón Martínez, el comerciante acusado de haber abusado de una joven venezolana de 18 años en un local del barrio porteño de Balvanera, informaron fuentes judiciales.

La resolución fue adoptada por mayoría, e hizo lugar al pedido del fiscal de Cámara Ricardo Sáenz, quien mantuvo el criterio sostenido por las fiscales Silvana Russi y Mariela Labozzetta, que habían apelado la excarcelación del imputado luego de que la jueza Karina Zucconi le concediera la libertad tras procesarlo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los camaristas que votaron a favor de revocar la excarcelación y ordenaron así la detención fueron Pablo Guillermo Lucero y Magdalena Laíño, mientras que su colega Jorge Luis Rimondi avaló la libertad que había resuelto la jueza de primera instancia.

Lucero y Laíño tuvieron en cuenta el “riesgo de fuga” por la pena en expectativa del delito que se le imputa a Garzón Martínez (35), “la naturaleza violenta del suceso investigado” y “las dudas que recaen sobre su arraigo”, ya que dio distintos domicilios.

Además, destacaron la actitud del acusado al momento del hecho, cuando se negó a abrir la puerta de ingreso al local ubicado en la calle Paso 693 tras la llegada de la Policía, así como su intento de fuga una vez que los agentes se encontraban dentro, “lo cual se frustró luego de producirse un forcejeo”, señaló el escrito de 12 páginas al que accedió Télam.

Por último, los magistrados consideraron “insuficiente” la restricción de acercamiento y la prohibición de tomar contacto impuestas sobre Garzón Martínez en relación a la víctima, ya que “si se analiza el escenario en que se habría producido el evento”.