A raíz del incumplimiento de resoluciones judiciales, el juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 2 de la Ciudad de Buenos Aires decidió este viernes suspender las actividades de las firmas Rappi, Glovo y Pedidos Ya, y resolvió que sean “bloqueadas de inmediato las operatorias mediante tarjetas de crédito de las empresas mencionadas, conforme la orden impartida a la autoridad crediticia”.

El titular del Juzgado, Roberto Gallardo, dispuso que la Policía de la Ciudad “decomise” las mercaderías que transportan estas empresas “que no respeten íntegramente los requisitos legales y judiciales”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese marco también determinó que “las empresas autodenominadas plataformas serán sancionadas con el pago de pesos diez mil ($10.000) por cada infracción verificada”.

El juez Gallardo señaló que la decisión se basa en el “incumplimiento” de las empresas de la presentación de documentación requerida por la Justicia y “ordenada hace siete meses”.

Entre los últimos requerimientos, 10 de julio pasado, el juzgado de Primera Instancia solicitó a estas firmas que en “48 horas” debían presentar listas completas de su personal, así como constancias de haberles entregado elementos de seguridad vial requeridos por ley, libretas sanitarias vigentes para todo el personal, así como constancias de regularidad laboral, coberturas de seguros y ART.

En ese sentido el magistrado Gallardo señaló que “todas estas obligaciones se encuentran incumplidas”.