Más de cuarenta organizaciones sociales y políticas, junto a asambleas y entidades vecinales, advierten en un duro documento, que la ciudad de Buenos Aires está siendo planificada por y para las corporaciones inmobiliarias. Aseguran que los grandes desarrolladores del sector se enriquecen y se apropian del suelo del distrito porteño, generando una Ciudad excluyente “que profundiza las grandes desigualdades sociales que la atraviesan y agravando una crisis socio ambiental de consecuencias incalculables”.

Entre las agrupaciones que realizan esta denuncia se encuentran la Asociación Amigos del Lago de Palermo; Encuentro en Defensa del Espacio Público; Vecinos por el 25 de Mayo; la Red de Vecinos Manzana 66; y Vecinos Autoconvocados contra el Movistar Arena. Además participan la CTA Autónoma Capital Federal; la Asamblea de Vecinos Unidos por Boedo; SOS Caballito; y la agrupación Basta de Mutilar Nuestros Árboles, entre otras organizaciones.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin que medie ningún tipo de interpretación, las organizaciones sentencian que quien representa políticamente a los empresarios del sector inmobiliario son el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y los legisladores y legisladoras del mismo espacio político junto a sus aliados. Todas coinciden que éste entramado político del oficialismo en la Ciudad, es el que “les garantiza la privatización de tierras públicas y la sanción automática de leyes redactadas a la medida de negociados espurios, a costa de la destrucción de los barrios y la alteración de la calidad de vida de quienes habitamos la ciudad y de las futuras generaciones”.

Estas agrupaciones se vienen organizando desde hace años en los diferentes barrios porteños, como Villa Urquiza, Caballito, Colegiales, el barrio de Saavedra, Palermo, La Boca y Villa Ortúzar, entre otros. “Queremos una ciudad integrada y sustentable, mucho más inclusiva, segura y planificada democráticamente, donde su suelo sea puesto a disposición de las necesidades básicas de la población y poder preservar su patrimonio natural e histórico cultural, esa es nuestra lucha”, afirma en diálogo con Tiempo, Adriana Fernández, de la organización vecinal Colegiales Participa y Decide. “El objetivo de este documento y de las diferentes acciones que llevamos a cabo son para hacer escuchar la voz ciudadana ante la falta de respuestas del gobierno porteño, que se niega a detener la venta de tierras públicas y que se preserven para nuestros espacios verdes. Tampoco quiere resguardar el arbolado urbano de follaje frondoso, ni proteger los humedales ribereños”, agrega Fernández

En el mismo sentido, una red de diferentes asociación vecinales nucleadas en “Tierras Ferroviarias Verdes”, solicitan a las y los precandidatos a legisladores y diputados del distrito porteño, que se comprometan durante todo su mandato a cumplir con diferentes iniciativas para resguardar el medio ambiente. Entre las propuestas se destaca: votar negativamente todo proyecto de ley que implique la privatización o concesión de tierras del dominio público o privado del Estado porteño; Impulsar proyectos de ley que garanticen la preservación y/o ampliación de los espacios verdes públicos de suelo absorbente en la ciudad; Garantizar la protección de los humedales ribereños y el acceso público, gratuito e irrestricto a la costanera en toda la ciudad; y adherir a los proyectos de ley impulsados por asambleas y otras entidades vecinales, para la concreción de nuevos parques públicos en las ex playas ferroviarias de Caballito, Colegiales, Liniers, Palermo, Villa Urquiza, así como la creación de parques lineales con usos comunitarios no comerciales en los bajo viaductos de ferrocarril San Martín, Mitre y Belgrano Sur.

“Todo esto surge porque desde el gobierno porteño se habla del cambio climático y de ambiente pero no tienen en cuenta la mitigación de los efectos de este cambio por la producción de dióxido de carbono, tampoco tienen en cuenta que los espacios verdes de suelo absorbente y el follaje de los árboles son nuestra mejor herramienta para luchar contra el cambio climático”, explica a Tiempo María Angélica Di Giacomo, titular de la agrupación Basta de Mutilar Nuestros Árboles. “Nosotros y nosotras necesitamos que estos temas se tomen en cuenta, pero seriamente, de verdad. Que le den importancia real, no solamente como maquillaje”, termina Di Giácomo.