Un nuevo niño fue asesinado en la Argentina. Tras el crimen de Lucio Dupuy en La Pampa, se conoció lo ocurrido con un niño de 2 años, que fue abusado sexualmente y asesinado a golpes en la ciudad de Neuquén. Detuvieron a su padrastro, cuya casa fue incendiada por los vecinos de la zona.

Según la autopsia revelada en las últimas horas, el menor (identificado como Salomón) que vivía en el barrio neuquino de 7 de Mayo, fue abusado sexualmente y asesinado por golpes reiterados. Por el hecho, fue detenido su padrastro, quien lo había llevado inconsciente a la guardia del hospital Heller en las primeras horas de la mañana de este lunes para que lo asistieran.

El fiscal general, José Gérez, anunció en conferencia de prensa que el hombre será acusado por homicidio agravado por alevosía y abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravado por la situación de guarda y convivencia. El acusado se llama Laurentino Andrés, tiene 26 años y cuenta con antecedentes penales, pero no relacionados a este tipo de hechos, sino por delitos contra la propiedad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Le pido a la sociedad en su conjunto que confíe en el accionar del ministerio público fiscal, de la policía, de los peritos criminalísticos que están trabajando, del cuerpo forense. Todos los que estamos hoy poniendo nuestras energías para el esclarecimiento de este hecho”, afirmó el fiscal, y agregó que también pedirá que Andrés permanezca con prisión preventiva por considerar que existe riesgo de fuga y entorpecimiento de la investigación.

El fiscal jefe de Homicidios, Agustín García, mencionó que además de la autopsia está previsto que se realicen estudios complementarios, como los exámenes anatomopatológicos y de ADN. Y que por el momento no hay otras personas involucradas.

“Vino a la mañana el que vive ahí (señalando la casa de la familia en el barrio 7 de Mayo), con el nene en brazos, diciéndome que no podía respirar, si lo podía llevar al hospital, así que lo llevé. Iba asustado”, contó Luis, un vecino, al noticiero de Telefé Neuquén. El pequeño tenía tres hermanos que fueron trasladados hasta la casa de un familiar. Todos menores de edad. De la madre, que estuvo en las horas posteriores al hecho, no se brindó información.

Horas después de conocerse el hecho, los vecinos del barrio incendiaron la vivienda del acusado, en la Toma 7 de Mayo, y convocaron a una marcha este martes en el monumento a San Martín, frente a la municipalidad, en pleno centro de la ciudad. García sostuvo: “Hubiera sido deseable que no se incendiara la vivienda”.