La imagen es equiparable a un set del lejano oeste: canteros de tierra seca, maleza y arbustos desabridos que denotan la falta de mantenimiento y ausencia del Estado en ese lugar. Pero la apariencia podría ser mucho peor si no fuera por la presencia y acciones constantes que llevan adelante vecinas y vecinos de los barrios de Almagro y Balvanera. El Parque de la Estación está ubicado en Presidente Tte. Gral. Juan Domingo Perón 3326, entre las calles Gallo y Anchorena, a dos cuadras de Av. Rivadavia y a tres del Shopping del Abasto. Durante más de 20 años, vecinas y vecinos de las Comunas 3 y 5 vienen sosteniendo ese lugar, que surgió de la necesidad de ampliar la cantidad de metros cuadrados de espacios verdes. La idea era que los terrenos que estaban desafectados del uso ferroviario de la estación del ferrocarril sarmiento, sean reciclados en espacios públicos, debido a que “los barrios de Almagro y Balvanera son los más poblados de la Ciudad y los más carentes de verde”, afirman los vecinos.

Recién en 2016 la legislatura porteña aprueba por unanimidad la Ley 5734 que da nacimiento al Parque de la Estación. La misma establece que la construcción del Parque debía realizarse en dos etapas, pero en seis años apenas concluyó la primera y luego el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta los dejó “a la buena de Dios” .

Desde hace un año, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ya no participa de la mesa de trabajo conformada por comuneros y comuneras, y vecinos de ambas comunas. Esa mesa está regida en la Ley y tiene por objetivo hablar sobre la situación del Parque y plantear los proyectos de toda la comunidad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El parque está totalmente descuidado, faltan cuidadores y personal de mantenimiento. Lo que estamos pidiendo es que el gobierno porteño le dé la atención necesaria a este espacio público porque claramente lo ha abandonado”, señala a Tiempo Cecilia Chávez, coordinadora del grupo Ambiente y Ecología del Parque de la Estación.

Generar la mayor superficie posible de espacio verde público, vegetado preferentemente con especies autóctonas; Reciclar el uso de las edificaciones ferroviarias de carácter patrimonial; Establecer la construcción del parque desde criterios de sostenibilidad, tanto en sus materiales, procesos constructivos y gestión posterior; y revalorizar la zona a través de la mejora del Parque de la Estación con la debida señalización e iluminación, mantenimiento, conservación, refacción y limpieza; son solo de las cuestiones establecidas por la ley pero que el gobierno de la Ciudad no cumple.

“Parece que para el gobierno porteño un espacio se conforma simplemente con la construcción del mismo, y  la verdad que ese espacio tiene una cuestión de actividades posteriores que el ejecutivo no está cumpliendo, como es todo el que concierne al mantenimiento del mismo, qué tiene que ver con el cambiado de una lamparita, el riego, arreglar los bebederos que hace dos años no funcionan y un montón de cuestiones más”, agrega Chávez.

La exigencia de vecinos y vecinas se focaliza mayormente en reclamar la presencia del Estado, que desde hace un año dejó de participar de las reuniones, situación que se ve reflejada en el deterioro del Parque. “Los canteros están secos, el gobierno no hace un seguimiento de la empresa que tiene a su cargo el cuidado de esos espacios y que necesitan que se los riegue; más con la ola de calor que tuvimos hace una semana, pero lamentablemente no lo hicieron y las plantas quedaron todas marchitas y la mayoría secas”, agrega Chávez y concluye: “La empresa Algieri, que es la privada contratada por el gobierno de la Ciudad para el mantenimiento del Parque, no realiza sus trabajos y lleva adelante podas innecesarias, pasan con la sopladora en medio de los canteros y arrasan con todo”.

Algieri y los negociados millonarios con Larreta

Esta sociedad anónima es una empresa que cuenta con34 años en el mercado, en la realización de “obras civiles, de puesta en valor, brindando servicios y soluciones integrales, tanto en el ámbito público como privado”. Lleva adelante casi todas las tareas de mantenimiento de Plazas y Parque de la Ciudad de Buenos Aires, entre los que se encuentran la Plaza Cataluña del barrio de Retiro; la Plaza Juan Domingo Perón ubicada en el barrio de Monserrat, delante de la Aduana y a 200 metros de la Casa Rosada; llevan adelante también el mantenimiento del escondido “Rosedal de Puerto Madero”; los terrenos de Barrancas de Belgrano; y todos los espacios verdes de la empresa IRSA en el Distrito Arcos. Desde sus orígenes dicen estar “comprometidos con el medio ambiente y la responsabilidad social”, pero el deterioro del Parque de la Estación dice lo contrario, más allá de los contratos millonarios que recibe por parte de la Ciudad. Con cifras que van desde los 15 millones de pesos hasta 60 o 70 millones, como es el caso del contrato adjudicado en 2018 “por un monto de $15 millones 745 mil.; otro de $38 millones 965 mil pesos y varias cuentas menores pero con cifras millonarias que llegan a $7 millones 820 mil; todas enmarcadas en la RESOLUCIÓN N.° 74/SSMEP/18 para la contratación del «Servicio de Mantenimiento Integral de las Áreas Verdes». La lista de contratos alcanza a los años 2019, 2020 y 2021, con cifras similares incrementadas acorde a la inflación.

Más Plazas menos torres

Los barrios de Almagro y Balvanera tienen apenas el 0,02 hectáreas de espacios verdes por habitante. En el terreno ubicado en la esquina de Corrientes y Gallo, a una cuadra del Abasto, vecinos y vecinas reclaman desde hace más de 20 años que se cree la «Plaza Tita Merello». Pero el gobierno quería construir en ese espacio una nueva torre de 73 metros de altura. El proyecto estipulaba que allí se podría levantar una torre de 73,2 metros de altura, con una capacidad constructiva total de 13.319 metros cuadrados. El edificio tendría «uso residencial, estudios profesionales, cocheras y un zócalo comercial en planta baja». Allí, además, los privados se comprometían a ceder 221 metros cuadrados para espacio público, como continuación del «zócalo comercial». Finalmente el documento no pudo ser aprobado.
La Comuna 5 tiene 0,02 hectáreas de espacios verdes por habitante. En Almagro solo está la plaza que lleva el nombre del barrio y el espacio verde más próximo se encuentra muy lejos de allí: el Parque Centenario o el Parque Rivadavia, en Caballito, o el abandonado Parque de la Estación de Balvanera.