Las novedades que llegan desde Bariloche, en Río Negro, no son buenas: las altas temperaturas de los últimos días reactivaron el incendio forestal en el Parque Nacional Nahuel Huapi, principal refugio de bosque andino patagónico, extendiendo las llamas sobre el Cañadón de la Mosca y arrasando un área protegida por ley nacional.

De acuerdo al relevamiento del Comité de Emergencia Regional para combatir los incendios forestales en la Patagonia, y en el marco de la emergencia ígnea decretada por el gobierno nacional, más de 6 mil hectáreas fueron afectadas por las llamas en la zona del Parque Nacional Nahuel Huapi, originadas por una tormenta eléctrica ocurrida el 7 de diciembre.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estamos en el Parque Nacional Nahuel Huapi, lamentablemente el fuego avanza en distintos sectores, como en Cañadón de la Mosca, donde en total ya arrasó más de 6 mil hectáreas de bosque andino patagónico. Necesitamos más infraestructura, más brigadistas, un presupuesto mayor frente a esta crisis climática y que el Congreso Nacional sanciones una ley de incendios forestales y que el desmonte y los incendios sean considerados como lo que son; un verdadero crimen. Esto es un ecocidio”, describió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace, a través de un video en sus redes sociales.

La organización ambiental recordó además que “la crisis climática y la profunda sequía que afrontamos aumentan el riesgo de incendios”.

“Los focos se están agravando y en cada temporada seca se vuelve más crítica la situación de los bosques nativos”, agregó.

En tanto, el viernes pasado, el presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), Lautaro Erratchú, junto al director Nacional del Sistema Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), Alberto Seufferheld, sobrevolaron las zonas afectadas por el fuego con el objetivo de monitorear los focos que aún se encuentran activos en Río Negro.

En ese sentido, el gobierno nacional ya envió a la provincia 98 brigadistas, seis aviones (cinco hidrantes y un observador) y tres helicópteros que operan desde las bases de Bariloche y El Bolsón. Además, tres autobombas, un camión de comunicaciones, tres embarcaciones y 10 móviles de apoyo.

El Parque Nacional Nahuel Huapi está comprendido en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, regulado por la Ley Nacional 22.351.