El fiscal Juan Patricio García Elorrio pidió la absolución para los 35 acusados de “estrago doloso” en el juicio que se les sigue por la tragedia del avión de Austral que se estrelló el 10 de octubre de 1997 en Fray Bentos, Uruguay, provocando la muerte de 74 personas, una decisión que para los familiares de las víctimas “consagra la impunidad” y los somete al “más horrendo y cruel estado de indefensión”.

Durante su alegato del jueves, el representante del Ministerio Público entendió que las pruebas recabadas en la investigación y en los debates del juicio oral “no tiene el grado de consistencia requerido para que caiga el principio de inocencia”.

Al respecto, García Elorrio agregó que ante esta realidad prima el principio de “In Dubio Pro Reo”, lo que significa que ante la insuficiencia probatoria se está a favor del acusado.

A través de un comunicado, los familiares de las víctimas expresaron que la decisión del fiscal es “un doloroso retroceso que ilustra acabadamente que en el Fuero Penal Federal de Comodoro Py no existe el estado de justicia y solo reina el estado de indefensión, con mucho olor a podredumbre”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En otro de los tramos del texto titulado “Entre la cloaca de Comodoro Py y el estado de indefensión”, se advierte que “en caso de que el Tribunal Oral Federal N°5 dicte sentencia absolviendo a los imputados, con los mismos argumentos que el fiscal García Elorrio, no solo se habrá coronado la impunidad, sino que además ellos implicaría declarar nulo el informe final del Uruguay generando un eventual conflicto diplomático y/o judicial con el país hermano y los Estados Unidos que, como estado del fabricante de la aeronave, avaló las conclusiones de la investigación técnica”.

Precisamente, la fiscalía consideró que no era válido como prueba el Informe Final de la Comisión Investigadora de Accidentes de Aviación Civil de la República Oriental del Uruguay (Ciada), que determinó como una de las causas de la tragedia la condición de engelamiento de los tubos Pitot que produjeron lecturas erróneas en los velocímetros.

A inicios de septiembre, los abogados Norberto Caputo y Silvina Rumachella que representan a los familiares y las víctimas del vuelo 2553 de Austral habían pedido penas de entre 12 y 25 años de prisión a los imputados por el delito de estrago doloso agravado.  Ahora, el Tribunal Oral Criminal Federal 5, integrado por los jueces Daniel Obligado, Adriana Palloti y José Martínez Sobrino, deberá escuchar los alegatos de las defensas y luego tendría que tomarse unos días para emitir su veredicto.

“Como hemos sostenido durante nuestro alegato en el debate oral –concluyó el comunicado de los familiares–, la historia se repite, la primera vez como tragedia, la segunda como farsa”.