La diputada bonaerense y funcionaria del municipio de La Plata, Carolina Píparo, aseguró esta noche que junto a su marido durante la madrugada del 1 de enero se sintieron “en peligro de vida”, que ni bien creyeron estar “a salvo” avisaron que habían tenido un “accidente”, y negó que hayan “vomitado” en la comisaría o que estuvieran alcoholizados.

Píparo declaró como testigo ante la fiscal platense María Eugenia Di Lorenzo, que investiga el robo inicial que sufrió la legisladora y la posterior persecución a motociclistas, que terminó con dos jóvenes atropellados por el auto que conducía al marido de Píparo, Juan Ignacio Buzali.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Píparo no contó que habían atropellado a los motociclistas cuando hizo la denuncia por robo

Durante la declaración indagatoria, la funcionaria municipal ratificó que fueron víctimas de un robo y que cuando se dirigían a la comisaría a radicar la denuncia, se cruzaron con tres motos que pensaron que eran los ladrones, por lo que comenzaron a seguirlos y llamaron al 911.

Píparo relata que en determinado momento las motos doblan y, al seguirlas, de pronto se encuentran con unas cinco motos a baja velocidad. “Ahí dije, ya está, nos cagaron, como que nos habían encerrado”, contó.

“Quisimos escapar de esa situación. Creo que escapamos por un costado, me doy cuenta obviamente que chocamos, porque sentí un golpe, y le empecé a decir a mi marido que corra”, agregó.

En ese momento, fueron atropellados Luis Levalle (23) y un adolescente de 17 años que estaban en una de esas motos y quedaron tirados en el suelo, luego llevados por el padre de un amigo al hospital. Sus amigos comenzaron a perseguir el auto para evitar que huyera tras el choque.

También podés leer: Policías declararon que Píparo y su marido tenían un “fuerte olor a alcohol”

“Nosotros en todo momento nos sentimos en peligro de vida y, ni bien nos sentimos a salvo, lo primero que dijimos es que habíamos tenido un accidente, que queríamos saber cómo estaban las personas”, dijo la diputada al salir de la declaración. 

Respecto a la presencia del secretario de seguridad platense Darío Ganduglia en la plaza Moreno de La Plata, Píparo señaló que llegó al lugar porque se enteró a través del sistema de comunicación de la Policía Local, y que se encontraba en la calle porque supervisaba los operativos especiales para evitar fiestas clandestinas.

La funcionaria también se refirió a declaraciones de policías, que dijeron haberles sentido olor a alcohol y que ambos habían ido al baño a vomitar varias veces. Píparo aseguró que su marido no había ingerido alcohol durante esa noche y contó que él se descompuso en la comisaría.

“Ninguno de los dos vomitó, estábamos los dos muy preocupados y muy nerviosos porque durante tres horas no supimos como estaban estas personas. Mi marido pidió un baño, obviamente la cadena no andaba y pidió un balde o algo”, aseguró Píparo.