Más allá del Covid, hay otras problemáticas que afectan a la salud pública. Actualmente, una de las principales es la situación crítica que atraviesan los bancos de sangre. Mientras aumentan las cirugías, baja la cantidad de donantes, en gran parte coincidente con la tercera ola de coronavirus.

Desde el Hospital de Clínicas encararon una campaña para conseguir “con urgencia” donantes de cualquier grupo y factor: “El incremento en la cantidad de cirugías en el Hospital de Clínicas así como la baja en la donación puso al banco de sangre en una situación crítica, teniendo en algunos casos que reprogramar cirugías complejas”, apuntaron.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hoy tenemos una situación crítica en nuestro banco de sangre. Aumentó un 40% la cantidad de cirugías y la cantidad de donantes de sangre bajó. Algunos días hubo apenas dos donantes y se necesitan como mínimo 30 por días para poder cubrir las necesidades del Hospital”, advirtió la doctora Alejandra Vellice, jefa del Departamento de Hemoterapia del Clínicas, donde elaboraron la campaña “Si te pido que me des una mano, ¿me das tu brazo?”.

Los centros de salud tienen una necesidad constante de donaciones regulares, porque la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Las donaciones regulares de sangre por un número suficiente de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise. Es fundamental para cirugías y urgencias, no se puede fabricar y tiene fecha de caducidad.

Vellice comenta que “durante las vacaciones bajó muchísimo la donación de sangre. Probablemente esto se debe a que hubo más contagios de Covid y la gente contagiada tiene que esperar 10 días para poder donar si están asintomáticos”. Con la baja de casos, las cirugías programas vuelven a realizarse en gran cantidad. Sin sangre la actividad se vuelve imposible, y las urgencias crecen.

No sólo el Clínicas

La situación crítica de los bancos de sangre ocurre a nivel general. Sobre todo en verano. Y peor si en el medio sucede una ola de casos de Covid–19. En San Juan el mes pasado dieron un dato alarmante: hay 80 unidades para toda la provincia, cuando se necesitan al menos 250.

«Lamentablemente las enfermedades y la accidentología no se toman vacaciones y necesitamos del apoyo de la gente para que no falte sangre», resaltó el titular del Instituto Provincial de Hemoterapia (Iphem), Alfredo Laplagne.  «En el Iphem hay más de 50 turnos diarios disponibles de lunes a sábado y es raro que se llenen 20», añadió. Y habló de que están evaluando “la necesidad de suspender cirugías programadas”. 

En Córdoba la baja es del 70%. Las organizaciones lanzaron un comunicado en el que explican que la merma tiene directa relación con el temor de la gente al contagio, y aclaran que la práctica se hace con plena seguridad. Mencionan que entran en juego otros factores, como la gran cantidad de gente imposibilitada de dar sangre por haber contraído la enfermedad, o por quedar aislada.

“El 2022 ha plasmado tempranamente -y de forma más dramática- una situación que los bancos de sangre atraviesan absolutamente todos los años en esta época, pero magnificado por el preocupante brote de Covid-19”, resaltaron desde la Fundación Banco Central de Sangre de Córdoba. Y acotaron que, históricamente, para las fiestas de Navidad y Año Nuevo inicia en nuestro país una “estación seca, que se caracteriza por una considerable baja en la cantidad de donantes que asisten a los Bancos de Sangre y al mismo tiempo un aumento en la demanda de hemocomponentes por parte del sistema de salud, que atiende más accidentes y urgencias propiciados por el movimiento turístico”.

Y advierten que todos los bancos de sangre se encuentran enfrentando “una crisis de stock de unidades de sangre y hemocomponentes: que salen en número mucho mayor que lo que se reponen. Y la única solución está en brazos de los donantes voluntarios”.

La provincia de Santa Fe también convocó a donantes. Andrea Acosta, del área de Hemoterapia de CUDAIO, el organismo público del Ministerio provincial de Salud que trabaja la problemática, comentó que la principal razón por la que el sistema sigue dependiendo de un flujo regular de donantes es que “la sangre no puede conservarse por mucho tiempo. Los componentes tienen diferentes tiempos de caducidad. Por ejemplo los glóbulos rojos entre 35 y 42 días y las plaquetas no más de cinco días; por eso la asistencia de donantes bien distribuida a lo largo del calendario es más eficaz que una convocatoria masiva en una circunstancia específica”.

Acosta destacó que cualquier persona de entre 16 y 65 años de edad, más de 50 kg de peso, con buena salud, puede concurrir a dar sangre a cualquier servicio de hemoterapia o banco de sangre en los hospitales públicos: “No debemos esperar llamados a la solidaridad ni pedidos para familiares o amigos. Tampoco tiene sentido ‘guardarse’ la sangre por si la necesita alguien cercano, ya que cada tres meses podemos volver a donar. La tendencia en el mundo es la donación voluntaria, que consiste en concurrir al lugar más cercano, o al que el donante se sienta más cómodo, en forma regular y siendo conscientes de cuáles son las condiciones de posible exclusión o postergación”.

Hasta en Madrid hablan de una “situación crítica” de las reservas de sangre. Durante la pasada Navidad, organizaron un maratón de donación y con motivo de la festividad de Reyes, incluso llegaron a regalar un roscón a cada donante, pero no fue suficiente. Por eso, a mitad de enero el Gobierno de la Comunidad de Madrid puso en marcha de nuevo un maratón que se desarrolló durante tres días en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, donde 22 hospitales de la región y varias unidades móviles se repartieron por el territorio. Más allá de lo “recolectado” la situación sigue siendo apremiante.

¿En qué consiste la donación de sangre?

En el Clínicas explican que realizan una entrevista médica previa a la donación, donde también controlan la presión arterial y el pulso.

Luego realizan un laboratorio, y ahí puede saber el grupo sanguíneo, seguida de la donación, que consiste en 450 ml de sangre entera.

Este proceso dura alrededor de 40 minutos, y es realizado por personal altamente calificado.

Recomendaciones Generales

> Concurrir con documento que acredite identidad

> Edad mayor a 18 y menor de 65 años

> Pesar más de 50 kilos

> Esperar 12 meses luego de realizar tatuajes, piercing, cirugías, endoscópicas e implantes.

> Si la persona tuvo Covid, y se encuentra asintomática, se puede concurrir luego de 10 días del alta médica.

El Hospital de Clínicas José de San Martín atiende de lunes a viernes de 7.30 a 12.30, y sábados de 8 a 12, en el 3er piso, Hemoterapia. No es necesario estar en ayuno.