Cada vez se conocen más casos de jóvenes que se quitan la vida a raíz de sus participaciones en una modalidad de “juego” virtual, denominado Ballena Azul, que lleva al suicidio.

El juego en cuestión, cuyos participantes forman parte de grupos cerrados a los que son invitados a través de las redes sociales, propone el cumplimiento de 50 desafíos, el último de los cuales es acabar con la propia vida bajo distintas metodologías.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los retos a ser superados hay algunos simples, como dibujar una ballena en un papel y otros más dolorosos, como tatuarse al cetáceo en el brazo con una hoja de afeitar o pasar 50 horas sin dormir viendo películas de terror.

“Se trata de un juego originado en Rusia que ya llegó a Latinoamérica y está entrando en Argentina, porque se comporta como una semilla echada al viento”, explicó Héctor Basile, psiquiatra experto en suicidios adolescentes.

Recomendaciones del Ministerio Público Fiscal: