El gobierno de la Ciudad busca implementar una acción de amparo por un instructivo acerca de cómo proceder en casos de tomas de escuelas porteñas como herramienta de reclamo por parte de la comunidad educativa de la Ciudad. Fue presentada este martes por la mañana ante el juez Aurelio Ammirato.

 El amparo cumple una doble función: de protección al ciudadano en sus garantías fundamentales y a la propia constitución al garantizar la inviolabilidad de sus preceptos ya sea por normas generales contrarias a dichos preceptos o por actos de autoridad que vulneren el contenido o los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La presentación se realizó pese a que el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires negó que sea un documento oficial de ese organismo el supuesto instructivo.

La advertencia sobre el instructivo fue realizada por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de la Ciudad, argumentando que había sido distribuido desde un correo oficial.

Fuentes del Ministerio de Educación porteño afirmaron que el instructivo que comenzó a circular en redes sociales la semana pasada y fue replicado por distintos medios de comunicación no lleva la firma de Acuña y no es un documento oficial de esa cartera.

El escrito que circuló bajo el título de “instructivo sobre forma de proceder en caso de toma de establecimientos educativos” provocó el rechazo toda la comunidad educativa  estudiantes, docentes y padres porque entre otros puntos indica que el director de la escuela “debe denunciar a la  medida de reclamo  en la comisaría de la jurisdicción”.

El amparo presentado  fue promovido por el asesor tutelar de la Cámara de Apelaciones de ese fuero, Gustavo Daniel Moreno, y de primera instancia, Mabel López Oliva, quienes pese a la negativa oficial dieron por cierta la existencia de ese instructivo y reclamaron que se suspenda su aplicación.