Distintas organizaciones sociales participaron de la movilización frente a la cárcel federal de Devoto en reclamo de mejoras en las condiciones de alojamiento de los privados de la libertad y denunciaron el “peligroso avance del Servicio Penitenciario Federal sobre los distintos espacios del programa UBA XXII de Educación en contextos de encierro”.

Familiares de detenidos, dirigentes políticos, militantes de organizaciones estudiantiles y el referente villero Alejandro Pitu Salvatierra, entre otros, marcharon alrededor de la cárcel mientras los detenidos asomaban sus brazos por las rejas de los módulos y acompañaban la procesión con aplausos y banderas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre la multitud se destacaban las banderas de Patria Grande, del Sindicato Único de Trabajadores Privados de la Libertad Ambulatoria (S.U.T.P.L.A), del Movimiento Evita, de la agrupación La Mella en Cárceles y de los familiares Florencia Cuellar, La China, “suicidada” a los 23 años en el CPF IV, la ex Unidad 3 de Ezeiza, en 2013.

“No mas fábricas de inseguridad” decía una de las banderas que colgaba de las ventanas enrejadas de uno de los módulos del complejo penitenciario sobre la calle Desaguadero al 2900. Al finalizar el evento, Carlos Casal, ex detenido y miembro de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional y uno de los oradores de la radio abierta que se montó luego de la recorrida, opinó que “el allanamiento al CUD de la semana pasada disparó una ofensiva mediática que enmascaró las demandas de los estudiantes universitarios que reclamaban la ampliación del CUD y talleres culturales. También es un reclamo contra las condiciones edilicias y el tratamiento a las visitas. Nosotros adherimos a la movilización y vamos a estar atentos al avance del SPF sobre los derechos de los privados de la libertad”.